jueves 29 de septiembre 2022
transición

Quería ser hombre, se extirpó los pechos, el útero, los ovarios ¡y se arrepintió!

Una joven hizo la transición a un hombre, pero luego se arrepintió y terminó demandando a su psiquiatra.

6 de septiembre de 2022 - 21:41

Jay Langadinos es el nombre de la joven que se hizo noticia luego que demandara a su psiquiatra por 'negligencia profesional', esto tras haber aprobado su terapia hormonal que le dio paso a la transición de sexo.

La paciente se queja que el especialista solo la vio en una cita el pasado 7 de mayo de 2010, luego que un médico la refiriera por decir que "siempre había sentido que era un niño en lugar de una niña", según detalló en su demanda en la Corte Suprema de Nueva Gales del Sur, Australia.

Su endocrinólogo indicó que Langadinos era muy joven y necesitaba "un examen psiquiátrico completo antes de embarcarse en un tratamiento hormonal", según se lee en la demanda, citado por el 'Sydney Morning Herald'.

Entonces, el psiquiatra de apellido Toohey evaluó a Jay quien ahora tiene 19 años, para determinar si era apta para avanzar con el proceso de transición y, luego de esa primera reunión, el doctor dictaminó que sufría de disforia de género y aprobó la terapia.

Diseño sin título (93).jpg

Jay se arrepintió de su transición

El psiquiatra no solo aprobó que era apta para la transición, demás daba paso a la mastectomía doble para su paciente, quien se sometió al procedimiento en abril de ese año, según queda escrito en el expediente judicial. Un mes después, la paciente se reunió con Toohey por tercera y última vez para hablar sobre la extirpación del útero.

Según detalla dicha demanda, el especialista dijo que no pudo encontrar ninguna "contraindicación psiquiatra para proceder con la histerectomía como parte de la transición de género", aprobando así que Langadinos, entonces con 22 años, se sometiera a una cirugía para completar su transición a hombre.

Ahora, ha pasado casi una década y Lagadinos denuncia que ya no se identifica como hombre y demanda a Toohey por lo que catalogó como "negligencia profesional", alegando que él le dio luz verde a su terapia hormonal incluso después de que ella le dijera que sufría de fobia social.

Diseño sin título (94).jpg
Imagen referencial: Operación transición de género

Imagen referencial: Operación transición de género

Ella también alega que el especialista fue negligente al no recomendarle que obtuviera una segunda opinión antes de su histerectomía y de dar por aprobada su transición de género.

Langadinos añadió que en 2016, cuatro años después de su histerectomía, estaba recibiendo tratamiento psiquiátrico de otro médico cuando "se dio cuenta de que no debería haberse sometido a la terapia hormonal ni a la primera y segunda cirugía", dijo en referencia a su transición.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar