2019-04-29T10:59:45-03:00

Dominique Apollon tiene 45 años y es vicepresidente de investigación en Race Forward, una ONG dedicada a crear conciencia sobre la justicia racial, y se emocionó al encontrar una curita de su tono de piel.

Me costó 45 viajes alrededor del sol, pero por primera vez en mi vida sé lo que se siente tener una curita de mi propio tono de piel. Apenas se puede ver en la primera imagen. De verdad estoy conteniendo las lágrimas”, escribió en su cuenta de Twitter, que ya cosechó miles de “me gusta” y más de cien mil retweets

“Esto se sintió como pertenecer. Como sentirse valorado. Tristeza para mi yo más joven y millones de niños de color, especialmente niños negros. Como un recordatorio de innumerables espacios donde mi piel aún no es bienvenida”, agregó.

Las curitas las compró en una tienda online y recién las usó cinco meses después cuando se cortó el dedo meñique. A raíz del desafortunado hecho, Apollon rescató la posibilidad de utilizar una curita con el color de su piel y le agradeció a la empresa fabricante.

“Me alegra que este hilo haya provocado algo de amor, introspección, empatía y acciones conscientes en otros. La supremacía blanca es una bestia, y derrotarla tomará todos los elementos anteriores y más, aplicados en todos los niveles de nuestras sociedades”, opinó.

En una entrevista con BuzzFeed News, Apollon relató: “Suele estar todo dirigido a alguien de raza blanca”, y bromeó: “Me senté a admirar mi piel y mis rasgos”.