2019-04-16T12:48:33-03:00

El último fin de semana Peñarol le ganó al Plaza Colonia y se subió a la cima del campeonato uruguayo con 22 puntos. Sin embargo, lo más importante de la jornada lo dejó el arquero Kevin Dawson, quien invitó a un chico con síndrome de Down a patear un penal.

Al terminar el encuentro, Lucas se acercó al árbitro a pedirle la pelota y fue a buscar a Dawson para pedirle patear un penal. El portero aceptó con alegría y fueron juntos hacia el área.

Mientras caminaban hacia el arco, en la tribuna los hinchas se preguntaban qué estaba pasando y empezaron a seguir con mucha atención la situación entre el chico y el arquero uruguayo.

Lucas acomodó la pelota en el punto central del área, se acomodó y la mandó a guardar junto a un palo. Al ver cómo entraba la pelota, Luquitas no lo dudó y salió a gritar el gol.