2018-08-15T18:20:47-03:00

Por: Bárbara Simeoni

El cine argentino volvió a lanzar una película que tiene todas las de ganar en el mundo internacional. Es que El Ángel, además de tratarse de la vida de uno de los asesinos más escalofriantes de Argentina, el mítico Carlos Robledo Puch, es una puesta en escena que juega con una ambientación de la época y con música acorde.

Mientras que para muchos la dirección de arte y el guión es espectacular, para otros la película no hace otra cosa que idealizar y enaltecer la figura de uno de los asesinos seriales y femicidas más importantes de la historia argentina. Fue Malena Pichot la que abrió la polémica, criticando la idea del film:

VER MÁS: Esto es lo que dice Wikipedia sobre Robledo Puch

VIDEO RELACIONADO: El Ángel

“Todo muy lindo el feminismo, pero lo que está bueno es que salga una película de un asesino y violador con afiche que parece publicidad de perfume con un chonguito adorable”, escribió. “Están sumándole a la mística cool de ese personaje. Como sucede con Barreda, la cultura popular crea las leyendas, el arte y el cine es parte de cómo se cuentan las historias”, dijo, previo a describir lo que piensa: “Es una decisión política contar la historia del asesino bello y hacer un afiche en el que parece un modelo”.

Sin embargo, para muchos otros simplemente se trata de una reproducción de algo que sucedió realmente. Si bien el director, Luis Ortega, especificó que se permitió jugar con sus propias ideas y que no buscaban documentalizar su vida, está claro que la película está basada en Robledo Puch y su vida.

¿Hacer una película de un asesino es fomentar la idealización de su imagen?

Robledo Puch se volvió alguien de interés público para su época. Rápidamente, los medios se hicieron eco de sus hechos delictivos: 11 homicidios, una violación y una tentativa de violación. Sin embargo, estas dos últimas no fueron realizadas en la película.

Sin ir más lejos, repasemos cómo se cubría en los diarios de la época la detención de Robledo Puch: “Monstruo con cara de ángel”, rezaba una de las tapas. “Así mira una fiera”, describía Crónica. No sin antes también detallar su aspecto físico y psicológico: “El niño bien tiene 20 años, carita de ángel, frío, feroz y cínico”.

El Ángel: ¿romantización del personaje o réplica de la realidad? - Imagen
El Ángel: ¿romantización del personaje o réplica de la realidad? - Imagen 1

Pareciera que la decisión de Luis Ortega es mantener ciertos hechos tal cual se contaron: reproduciendo las imágenes que más circularon de él, de manera idéntica. Mismo outfit, misma expresión, un policía sosteniéndolo. Pero omitir un pequeño detalle: que aparte de asesino, Robledo Puch fue un femicida.

Para los que mantienen la postura de Malena Pichot, reproducir lo que los medios construyeron de él, es seguir manteniendo el status quo. De la misma forma que no es inocente la decisión cinematográfica de no contar ni mencionar los episodios de violación.

Sin embargo, hay quienes creen que hacer este tipo de crítica es subestimar a la audiencia. Como si ellos no pudiesen formular su propia opinión sobre lo que van a ver. “Lo que les pasa es que se creen más inteligentes que el resto. Se piensan que volvemos a nuestras casas y decimos: ‘Che qué ganas de quemarle la cara con un soplete a un amigo'”, escribieron, en respuesta a Pichot.

Idealizado o real, a Robledo Puch hoy lo quieren ir a ver muchos. Fueron los medios los que le pusieron El Ángel y los que construyeron su imagen en base a su look físico, que no se correspondía con el estereotipo de hombre delictivo. Interesó de él su mente siniestra y la falta de empatía con la que realizaba sus asesinatos y robos. Hoy, veremos un asesino serial desalmado y no un femicida. Y eso es lo que molesta de construir un personaje omitiendo ciertas facetas que no son inocentes.