Fantasmas en el subte: historias de aquellos que aún viven bajo tierra

Desde los que deambulan en las estaciones cercanas al cementerio de la Chacarita hasta el degollado que aparece en la estación Sáenz Peña de la línea A.

Fantasmas en el subte: historias de aquellos que aún viven bajo tierra

julio 11th, 2018

Por Melina Celaya.

Existen muchas leyendas urbanas alrededor del subterráneo de Buenos Aires. Desde apariciones de seres misteriosos que surgen de las paredes hasta ruidos y presencias en las vías. Por eso, recopilamos algunas de las historias que se cuentan en voz baja, como si no quisiéramos despertar a algunos de los espectros que habitan el inframundo porteño.

Mirá sobre fantasmas

Sombras de la Chacarita

Un conductor del subte de la línea B, quien prefiere mantenerse en el anonimato, se animó a contar lo que ve mientras transita los túneles oscuros que recorren por debajo del Cementerio de Chacarita: “a partir de las 21 hs, cuando me toca dar la vuelta de las 21:20 hasta Urquiza y volver a Leandro N. Alem siempre veo “gente” sentada en las estaciones Los Incas, Tronador, Villa Ortuzar, Echeverria y Malabia sin subir al tren. Hay sombras que cruzan las vías y tengo que bajar la velocidad de la formación. También hay sombras sentadas sobre la pared del túnel. Es horrible”, cierra totalmente atemorizado.

A esto se le agrega que varios usuarios aseguran que en estas estaciones suele haber “olor a muerto”, como si esas extrañas presencias dejaran su rastro para advertir al resto de los mortales.

Fantasmas en el subte: historias de aquellos que aún viven bajo tierra - Imagen 1

El degollado de la estación Saénz Peña

La Línea A es la más antigua de Buenos Aires y fue la primera de Latinoamerica, inaugurada en 1913 por el presidente Victorino de la Plaza. Esto explica por qué allí es donde más historias suceden. Una de ellas es la aparición del degollado en la estación Saénz Peña. Se dice que un trabajador fue al baño de dicha estación y salió totalmente alterado tras encontrar a un hombre en un charco de sangre, aparentemente degollado. Cuando sus compañeros fueron hasta el lugar, encontraron todo en perfecto estado y sin rastros de la víctima. Pero la historia volvió a repetirse con otros trabajadores que se encontraron con la sangrienta escena, para volver a desvanecerse. Como si la repetición de ese suceso traumático pidiera que no fuera olvidado.

Fantasmas en el subte: historias de aquellos que aún viven bajo tierra - Imagen 2

Una mujer con vestido de novia en las vías

Además de la leyenda de la estación fantasma entre Pasco y Alberti, existe otra menos conocida. La historia cuenta que una novia, deprimida al haber sido abandonada por su novio en el altar se arrojó a las vías del tren entre las estaciones Pasco y Alberti. Otra versión, aún más trágica, señala que la novia fue obligada por sus padres a casarse con alguien que no amaba y que por ello decidió suicidarse. Desde entonces, varias personas habrían visto deambular por esas estaciones a un fantasma vestido de novia. Este es uno de los mitos más antiguos del subte de Buenos Aires. Para agregarle más misterio al asunto, cuando uno se aleja de la estación Pasco Sur se puede observar una cruz blanca pintada sobre el túnel.

Suicidios que se repiten una y otra vez

Los conductores de los subtes suelen ser los mayores testigos de fenómenos inexplicables. Según Pablo, boletero de la estación Sáenz Peña, más de una vez un maquinista tuvo que detener una formación porque había visto a una persona arrojarse a las vías justo cuando el tren iba a pasar. Incluso había sentido cómo las ruedas pasaban por arriba de un cuerpo. “Sin embargo”, asegura Pablo, “luego de que pararan el tren y examinaran las vías, se daban cuenta que no había nadie bajo las ruedas”.

Sombras en el túnel

Pablo también aseguró que: “Quienes más cosas aseguran haber visto son los de la limpieza. Hay que pensar que entran cuando cierra el subte y se van a la hora que vuelve a andar. Se pasan toda la madrugada en estos pasillos subterráneos.” Pablo cuenta además que antes de ser boletero trabajaba en el área de seguridad. Allí recuerda a un compañero absolutamente alterado que aseguraba haber visto una silueta oscura atravesar el andén de la estación Primera Junta. Para su espanto, meses después, otro colega le juró que “una extraña presencia” lo seguía cada vez que atravesaba caminando esa misma estación. Isaías Acevedo quien también trabajó en mantenimiento nocturno confirma la historia: “nosotros que éramos de mantenimiento nocturno, caminábamos por el túnel en Alberti hacia Once y escuchábamos que alguien venía caminando atrás nuestro. Cuando te dabas vuelta, no había nadie”, cierra contundente.

Fantasmas en el subte: historias de aquellos que aún viven bajo tierra - Imagen 3

El escenario perfecto

Además, el boletero explica que la atmósfera de todo el subte es perfecta para lo sobrenatural: “La única vez que me tocó ir a las cocheras me di cuenta lo tenebroso que es todo el complejo y lo valiente que son mis compañeros que trabajan allí. Las formaciones se estacionan bajo tierra en túneles de cuatro o cinco cuadras de longitud, y sólo hay luz en las primeras dos. Caminando por ahí con una linternita me di cuenta el por qué de tanta fascinación con esta línea”. No cabe duda de que el subterráneo es el escenario perfecto para este tipo de historias.

Cuando sientas que el subte se detiene, puede que solo sea que un espectro haya cruzado las vías.

Fuente: Misteriosa Buenos Aires.

VER MÁS: 4 leyendas urbanas de Buenos Aires que te van a dar escalofríos

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,