2018-12-24T14:08:52-03:00

La incapacidad de manejar el fracaso y la frustración son la razón para que nuestro mundo se derrumbe y salgamos a replantearnos toda nuestra existencia, algo muy común durante el último mes del año. Es que vivimos pendientes del éxito, propio y ajeno. Nos comparamos todo el tiempo y caemos en jaque cuando las cosas que planeamos no salen de la forma esperada. ¡Aprendé a hacer tu balance de fin de año y rescatar el lado positivo de la vida!

Cómo hacer tu balance personal de fin de año y superarte este 2019 - Imagen

Los lemas que rigen a la sociedad son demasiado crueles. Tener que ser felices todo el tiempo y la espontaneidad de disfrutar el momento son obligatorios. Pero también de documentar todo lo que pasa a nuestro alrededor, volviéndonos dependientes de la aceptación del resto vía likes en todas las redes sociales que idolatramos.

La presión que estos factores internos y externos nos deposita sobre nuestros hombros es enorme. Sentimos que cualquier batalla que podamos perder se convierte en una guerra perdida. Aquí comienza aquel túnel oscuro que pareciera no tener final. Sin embargo, no hay mal que dure 100 años.

¿Cómo supero lo que no salió como esperaba?

El primer paso para superar esa frustración es entender que somos decisiones y que siempre las tomamos considerando nuestro mayor bienestar. Pero que existen situaciones o variables que escapan de nuestro control. Que debemos vivir con eso y no frustrarnos ante aquello que no salió como esperábamos. Entenderlo como un aprendizaje necesario para nuestro crecimiento personal. Era una experiencia que debíamos vivir, por ende debemos aceptarla con amor, a pesar del dolor que pueda ocasionarnos.

Una lista, con lo bueno y lo malo

Hacé una lista de lo mejor y lo peor del año que se va, escribilas en un papel. No importa que las cosas negativas pesen más en la balanza, recordá que son enseñanzas que ahora te hacen más fuerte, más sabia. En las positivas, también agregá todos esos momentos en los que fuiste feliz, que reíste sin parar, en los que conociste personas especiales o lugares increíbles. Esos son los que verdaderamente cuentan. Permitite sentir mientras hacés esa lista, si te hace sonreir o llorar, hacelo. ¡Liberá y soltá!

Disfrutá el hoy y enfocate en la intención

Otro de los puntos que nos vuelve vulnerables en esta parte del año es lo que se viene. Es por eso que debemos liberarnos de la incertidumbre de lo que vendrá el próximo año y aferrarnos al presente. Poder disfrutar del hoy y de lo verdaderamente espontáneo, nos hace fluir de forma natural hacia nuestros verdaderos deseos.

Antes que terminés tu balance, recordá:

Siempre confiá que lo mejor está por venir. Si damos lo mejor de cada uno, siempre creceremos, sin importar el resultado. ¡No lo olvides! Lo que no te mata te hace más fuerte.

VER MÁS: ¿Brindamos adentro o al aire libre? Así estará el clima para Fin de Año