2018-08-14T16:51:07-03:00

Muchas veces la pastilla anticonceptiva no resulta ser la mejor opción para cuidarse, ya que ante eventuales descomposturas u olvidos el ciclo se puede cortar y el efecto no ser el esperado. Hemos escuchado hablar del anticonceptivo inyectable, pero ¿en qué consiste y quienes pueden usarlo?

Existe la inyección anticonceptiva mensual y la trimestral, y ambas pueden ser usadas en casos particulares. El mecanismo de funcionamiento tiene que ver con el almacenamiento de hormonas, que se liberan en dosis pequeñas en el organismo, logrando un efecto que dura de 30 a 90 días.

MIRÁ TAMBIÉN: ¿Llegó la píldora anticonceptiva masculina?

Las dos inyecciones tienen diferentes composiciones: algunas utilizan estrógeno con progesterona y otras solo progesterona. Su repercusión en el organismo tiene que ver con la inhibición de las hormonas FSH y LH que evitan la ovulación, la eliminación del moco cervical (que conduce los espermatozoides hasta el útero) y el afinamiento del endometrio (sitio en el que el embrión se implanta en caso de gestación).

Existen cuatro casos en los que la inyección está especialmente indicada. En principio, las mujeres que acaban de parir. Quienes están amamantando pueden tomar anticonceptivos que solo contengan progesterona. Por otro lado, las mujeres que tienen inconvenientes gastrointestinales, ya que a diferencia de las pastillas de consumo vía oral, la inyección no pasa por el estómago.

Anticonceptivo inyectable: ¿en qué consiste y quiénes pueden usarlo? - Imagen

Además, es ideal para quienes suelen olvidarse de tomar la pastilla recurrentemente. En el caso de la píldora anticonceptiva, saltear una puede ser determinante, pero con la inyección no corremos el mismo riesgo.

Por último, es una buena opción para las mujeres que sufren cólicos menstruales fuertes. La inyección puede reducir considerablemente la molestia e incluso interrumpir la menstruación, lo que se traduce en un gran alivio de los dolores del período.

Para quienes el anticonceptivo inyectable NO es una buena opción:

Las personas que tienen antecedentes familiares de accidentes cerebrovasculares, infartos, trombosis, enfermedades sistémicas y cánceres hormonal dependientes; como el de mama y endometrio.

Fuente: Vix Salud

VER MÁS: 6 métodos anticonceptivos que tal vez no conocías