2018-08-06T16:41:03-03:00

Por Sofi Dalesio

No son una novedad los efectos negativos que nos trae el tiempo que pasamos usando aplicaciones, revisando Facebook, Instagram, Twitter y otros. Pero, a pesar de que sus consecuencias son de público conocimiento, son pocos los que están intentando hacer un cambio.

Poder desintoxicarse de las redes sociales es algo importante para la salud y el bienestar. Como cualquier conducta obsesiva, estar siempre pendiente de los dispositivos electrónicos y chequeando perfiles, no trae nada bueno ni positivo.

Según un estudio publicado en Plos One, mientras más redes sociales usamos, menos felices somos. Esto se debe a que es un comportamiento común el comparar la vida de cada uno con la de la gente que se sigue, lo que hace que sea fácil sentirnos mal y miserables.

Dejar de lado las redes sociales para siempre no es una tarea sencilla y no podemos pretender hacerlo porque, claramente, todos sabemos que fallaríamos. Sin embargo, hay formas concretas en las que se puede lidiar con ellas, sin dejar de usarlas y poder ver el contenido relevante que nos interesa.

1- Silenciar las notificaciones

Aunque suena demasiado simple, seguramente no te das cuenta todas las alertas que tu telefóno te está enviando todo el tiempo, las cuales hacen que estés siempre pendiente. Que te dejen de llegar las notificaciones de nuevos mails, comentarios o likes, va a ser que de a poco te desconectes más de ese mundo vicioso de las redes. Así, vas a dejar de distraerte con las alertas.

Cómo desintoxicarte de las redes sociales sin perderte del contenido que te importa - Imagen

2- Dejar de seguir las cuentas que nos generan sentimientos negativos

Muchas veces le damos follow a gente por compromiso o seguimos perfiles que solo nos hacen sentir mal con nuestras propias vidas. Lo importante es que en tus propias redes no tengas nada que te produzca tristeza ni malestar. Para eso, es importante que te animes de una vez a dejar de seguir, de una vez por todas, a esas cuentas que no te generan nada positivo.

3- Controlar el tiempo que pasás en las redes

Para aquellos que usamos las redes sociales constantemente y en cada segundo que tenemos libres, es poco realista pensar que se puede monitorear el tiempo exacto que pasamos en ellas.

Sin embargo, aunque suene muy contradictorio, usar otra aplicación puede ayudarnos. Hay varias que nos limitan el acceso o restringen el tiempo que pasamos en otras apps y hasta nos invitar a realizar otras actividades.

Una de esas es “Off the Grid”, que bloqueará por completo el uso de su teléfono durante un período de tiempo determinado. Si querés usarlo en ese momento, vas a tener que pagar un dólar cada vez que quieras desbloquearlo. Además, está “Space”, otra app que revisa tus hábitos usando las redes sociales y luego te sugiere un objetivo de uso.

4-Desinstalar algunas aplicaciones

A veces es importante tomarnos un tiempo para desconectarnos del mundo virtual. Eliminar algunas aplicaciones puede ayudarte a pensar mejor y tomarte un respiro real.

Aunque no es necesario que lo hagas durante períodos largos, podés desinstalar las apliaciones durante dos o tres días a la semana e ir probando cómo te sentís y qué cambios notas en tu vida. Así, solo vas a aprender a ir regulando el uso que le das.

Si te parece una tarea bastante compleja la de instalar y volver a descargar aplicaciones, podés intentar dejar tu celular lejos, planear salidas en las que no lleves tu smartphone o alguna opción que te quede bien.

Cómo desintoxicarte de las redes sociales sin perderte del contenido que te importa - Imagen 1

5- Aprender a esperar

Dejar conversaciones de WhatsApp sin leer o sin responder, es una buena forma de darte a entender que no estás siempre disponible y pendiente. Poder dejar cosas para hacer después y no creer que hay que contestar todo inmediatamente es un buen ejercicio.

También es importante aprender a no usar los dispositivos cuando estamos en compañía de otras personas, en reuniones o haciendo otras tareas.