2017-02-25T16:57:33-03:00

Históricamente, el básquet es asociado como un deporte masculino. Lo que pocos saben es que este juego comenzó a jugarse entre las mujeres en 1892, un año después de que fuese inventado para los hombres.

Sin embargo, a la hora de los bloopers el lenguaje parecería unificarse. La diversidad de los mismos suele ocurrir tanto en los hombres como en las mujeres: caídas, golpes y fallos conceptuales son alguno de los ejemplos.

VER MÁS: Manu Ginóbili, a un paso de quedar entre los grandes jugadores de la NBA por esta razón

Pero lo que sorprendió a todos, y quizás por eso sea catalogado como uno de los mejores bloopers de la historia del básquet femenino, es lo que ocurrió en un partido entre Northwestern y Rutgers por la Liga Universitaria Americana.

El blooper más gracioso del básquet femenino de todos los tiempos - Imagen

Allí, Ashley Deary avanzaba con el balón cuando le avisó al árbitro que se detendría para atarse los cordones. Claro, el reloj siguió avanzando y una jugadora rival aprovechó para quitarle el balón, asistir a una compañera y así encestar.

VER MÁS: ¡Impactante! Se le salió un ojo en el medio de un partido de básquet

Y a pesar de las burlas generadas por la controvertida jugada, el equipo de Deary se impuso 60 a 38. Además, anotó cinco puntos y entregó ocho asistencias.

El blooper más gracioso del básquet femenino de todos los tiempos - Imagen 1

VER MÁS: Marcó 92 puntos en su último partido de básquet, tiene 15 años y tiene futuro de NBA