Su esposo contrató sicarios para matarla, pero ellos la dejaron vivir

Esta mujer sobrevivió a los sicarios que su propio marido había contratado para matarla por simples celos.

Su esposo contrató sicarios para matarla, pero ellos la dejaron vivir

February 11th, 2016

El calvario de Noela comenzó cinco días antes y a más de 12.000 kilómetros de distancia, en su Burundi natal. Voló a África desde su casa en Melbourne, Australia, para asistir al funeral de su madrastra. “Había perdido a la última persona a la que podía llamar ‘madre’. Fue muy doloroso y estaba muy angustiada”, dice Noela.

Su esposo contrató sicarios para matarla, pero ellos la dejaron vivir - Imagen 1

Esa tarde, temprano, se retiró a la habitación de su hotel. Y mientras yacía dormitando en el calor sofocante de la ciudad de Buyumbra, la capital de Burundi, sonó su telefonó. Era una llamada desde Australia de Balenga Kalala, su marido y el padre de sus tres hijos menores. “Dijo que había estado intentando contactarme durante todo el día”, explica Noela. “Le dije que me iba a la cama. Y me preguntó: ‘¿A la cama? ¿Por qué te vas a dormir tan temprano?’ Le respondí que no me encontraba bien”. “Me preguntó sobre el tiempo y sobre si hacía mucho calor y me dijo que saliera a la calle a tomar algo de aire fresco”. Noela siguió su consejo.

“Abrí la puerta y vi a un hombre que venía hacia mi. Y me apuntó con una pistola”. “Me dijo: ‘No grites. Si empiezas a gritar, te dispararé. A mí me atraparán pero tú ya estarás muerta'”. El hombre la guió hasta un auto en el que la estaban esperando. “Me llevaron a alguna parte, durante unos 30 o 40 minutos, y entonces escuché cómo el coche se detuvo”. A Noela la empujaron dentro de un edificio y la ataron a una silla. “Uno de los secuestradores le pidió a su amigo que ‘llamara al jefe’. Pude escuchar cómo las puertas se abrían pero no sabía si su jefe estaría en una habitación o si venía de fuera”.

Su esposo contrató sicarios para matarla, pero ellos la dejaron vivir - Imagen 2

“Me preguntaron: ‘¿qué le hiciste a este hombre? ¿por qué nos ha pedido que te matemos? Y entonces les dije: ‘¿qué hombre? Yo no tengo ningún problema con nadie'”. “‘Tu marido’, me dijeron. Y yo respondí: ‘¡Mi marido no puede matarme! ¡Me estáis mintiendo!’ Y entonces me abofetearon”. “Eres muy estúpida. Voy a llamar a quien nos ha pagado para que te matemos”, dijo uno de los sicarios. “Ya la tenemos”, le anunció triunfante a su pagador. Pusieron el teléfono en altavoz para que Noela pudiera escuchar la respuesta. Y la voz de su marido exclamó: “¡Matadla!”.

Le dejaron en una carretera de Buyumbura para que regresara “y le contara a otras mujeres estúpidas lo que le había pasado”. “El verdugo me miró y me dijo: ‘No vamos a matarte. No matamos a mujeres o a niños'”. Antes de dejar a Noela a un lado de la carretera, los sicarios le entregaron las pruebas con las que esperaban que pudiera incriminar a Kalala; una tarjeta de memoria con conversaciones grabadas en las que él discutía el asesinato y el envío del dinero.

Tres días más tarde, en la noche del 22 de febrero de 2015, Noela estaba de vuelta en Melbourne. Y Kalala se había encargado de informar a la comunidad de que su esposa había muerto en un trágico accidente. Había pasado el día recibiendo un flujo constante de visitas, muchas de las cuales habían donado dinero.
“Eran cerca de las 7:30 de la tarde. Él estaba en frente de la casa. La gente había estado dentro con él, de luto, y estaba acompañando a un grupo hacia el auto”. Mientras el auto se alejaba, Noela se presentó por sorpresa. “Me detuve delante de él, mirándole. Estaba asustado, no se lo podía creer”.

Su esposo contrató sicarios para matarla, pero ellos la dejaron vivir - Imagen 3

Noela llamó a la policía, la cual emitió una orden judicial contra Kalala. Días más tarde, la policía pidió a Noela que llamara a Kalala, y éste hizo la confesión completa a su esposa -quien la grabó en una cinta- pidiéndole perdón y explicándole por qué había pedido que la mataran. “Dijo que quería matarme porque estaba celoso, pues creía que quería dejarle por otro hombre”, dice Noela. EL 11 de diciembre, fue declarado culpable y condenado a nueve años de prisión.

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,