Se convierte en vagabundo por una día y esto pasa cuando pide dinero

“¿Tu hijo está bien? Lo vimos pidiendo dinero entre los autos”, imaginó que dirían los amigos de sus papás si lo veían en la calle ese día

Se convierte en vagabundo por una día y esto pasa cuando pide dinero

June 7th, 2016

Cuando me paré en medio de la calle en un sector acomodado de Santiago, la capital de Chile, vistiendo una chaqueta gastada, botas y una manta vieja, sentí algo de nervios. La gente me miraba y la sensación de que me encontraría con alguien conocido estaba siempre presente. Me asusté un poco, pero de todas formas decidí continuar con mi propósito, y entonces esperé la luz roja y me lancé a pedir monedas. Un amigo tomó fotos de todo lo que ocurrió.

Se convierte en vagabundo por una día y esto pasa cuando pide dinero - Imagen 1

-¿Una monedita, señora? -Le pedí a la primera mujer que se detuvo frente a mí, pero ella ni se dignó a abrir la ventana. Sólo negó con la cabeza y yo pasé al siguiente auto, nuevamente sin recibir dinero.

-Esto va a ser difícil. -Pensé volviéndome hacia mi amigo.

-Que pase lo que tenga que pasar. -Dijo él.

Estuve alrededor de 30 minutos luchando contra la vergüenza para pedirle dinero a la gente, sin conseguir un solo peso.

Me acerqué a otro auto, toqué la ventanilla y junté las manos como rogándole al conductor que me diera lo que tuviera.

-¿Una monedita, por favor? -Pedí.

-¿Tú no deberías estar trabajando? -preguntó mientras bajaba la ventana.

-Créame que esto no es fácil. -Le contesté, y el hombre me dio tres monedas. Fue la primera limosna que conseguí en mi vida.

Se convierte en vagabundo por una día y esto pasa cuando pide dinero - Imagen 2

Muchos peatones me miraban, algunos extrañados, mientras que otros con rechazo. Pero no me importaba, yo quería saber qué tan determinante era la actitud a la hora de conseguir mi objetivo. De pronto, un hombre me dio un billete.

Se convierte en vagabundo por una día y esto pasa cuando pide dinero - Imagen 3

Todo mejoraba, la gente era más amable y las limosnas más generosas. La media hora de frustración inicial había desaparecido por completo, sin embargo tuve una duda: ¿Qué voy a hacer con este dinero?.

Yo no era un vagabundo; tengo trabajo y la inmensa suerte de poder llegar a una casa a dormir todos los días, tuve una buena educación, salud, y aún así, ¿estaba pidiéndole dinero a la gente en la calle?

Se convierte en vagabundo por una día y esto pasa cuando pide dinero - Imagen 4

Me encontraba inmerso en esos pensamientos cuando vi a un verdadero mendigo cruzando la calle. Inmediatamente conté el dinero, casi 13 dólares, le dije a mi amigo que lo siguiéramos y entonces partimos.

Se convierte en vagabundo por una día y esto pasa cuando pide dinero - Imagen 5

Cuando me lo topé de frente, le hice un gesto para que me escuchara un segundo. El se giró y, amablemente, me contó acerca de su vida. Se llama Victor y vive en el sector.

Fue entonces cuando fui hasta donde estaba mi amigo que guardaba el dinero que había recolectado. Se lo pedí y caminé nuevamente hacia el mendigo con los billetes y se los entregué a él.

Ella le compró un café a un mendigo. Lo que él hizo te romperá el corazón

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,

,