4 cosas increíbles que aprendí y valoré cuando renuncié al trabajo ideal

Todo parece perfecto hasta que nos damos cuenta que no somos realmente felices haciendo lo que hacemos. Hay que animarse al cambio

4 cosas increíbles que aprendí y valoré cuando renuncié al trabajo ideal

April 12th, 2016

Durante el último semestre en la universidad la presión y las expectativas sobre el futuro laboral pueden abrumarte. A veces lo que parece un realidad ideal: graduarse con honores o tener una pasantía en una de las empresas más importantes de tu localidad pueden hacer crecer las expectativas de tus familiares y amigos.

Al principio uno da lo mejor de sí para hacer bien su trabajo y cumplir con todas sus obligaciones. Todo parece perfecto hasta que nos damos cuenta que no somos realmente felices haciendo lo que hacemos.  Aveces pasamos muchas horas en el trabajo, estamos con mal humor, agotados y siendo profundamente infelices.
En estos casos hay que recordar, que en el trabajo equivocado, ser muy bueno puede ser muy malo. Con el tiempo uno explota, renuncia y se va.

Y esto es lo que puede suceder cuando decides dejar ese empleo prometedor.

1. No sirve tener dinero pero no tiempo

4 cosas increíbles que aprendí y valoré cuando renuncié al trabajo ideal - Imagen 1

No tiene caso ganar más dinero del que puedes emplear para ayudar a los demás y para garantizar tu calidad de vida. Guardar el dinero en un banco, mientras derrochamos nuestro tiempo en actividades que no nos hacen felices y plenos es en realidad un comportamiento absurdo.

2. Mi salud mejoró


Vivir de prisa, dormir poco, preocupada por hacer bien lo que hacías y nunca me preocuparte por cuidarte a ti. Al final de ese año te sentirás enferma y agotada. Pero luego de un mes, tu cuerpo se sentirá joven y saludable otra vez.

3. Tuve ganas

4 cosas increíbles que aprendí y valoré cuando renuncié al trabajo ideal - Imagen 3

Quizá suene un poco raro, pero es verdad. Cuando dejas tu empleo, de pronto tienes ganas de salir, de ver a tus amigos, de conocer personas nuevas, de pasear por tu ciudad, de hacer ejercicio, de dibujar, de pasear en bici, de bailar, de escuchar música, de cocinar, de hacer miles de cosas que no te apetecían mientras estabas enclaustrada en tu burbuja de trabajo y deber.

4. Tuve ideas

4 cosas increíbles que aprendí y valoré cuando renuncié al trabajo ideal - Imagen 4

La experiencia te ayudará a saber lo que no querrás volver a hacer el resto de tu vida. Y aunque no se puede resolver a veces tan fácil la pregunta de “¿qué quiero hacer el resto de mi vida?” te ayudará a valorar muchísimo más las cosas que realmente quieres hacer.  

Así que, si estas atrapado en el éxito apabullante de un empleo que no te hace feliz, corre. No estarás huyendo, estarás caminando hasta tu verdadero propósito; tu plenitud y felicidad.

¿Y tu, que opinas al respecto?

Esta mujer tuvo el mejor trabajo EVER!

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,

,

,