10 hombres confiesan lo que sintieron cuando vieron a su esposa parir

Y entonces un día, cuando un hombre ve parir a una mujer, entiende porqué son más fuertes que ellos.

10 hombres confiesan lo que sintieron cuando vieron a su esposa parir

March 6th, 2016

10 hombres confiesan lo que sintieron cuando vieron a su esposa parir - Imagen 1

Y entonces un día, cuando un hombre ve parir a una mujer, entiende porqué son más fuertes que ellos.

Cosmopolitan.com le preguntó a 10 hombres qué se sintió ver a sus esposas parir y esto fue lo que ellos contaron:

1. “El nacimiento de nuestro primer hijo olía a carne seca.” -Jordan, 32

2. “¡Vi a mi esposa desgarrarse como un pañuelo de papel! No sabía que la piel podía hacer eso. La partera movió el espejo muy rápido pero alcancé a ver todo igual” Nano, 30.

3. “Había escuchado muchas personas decir que no podían soportar ver a sus mujeres dar a luz, así que no tenía idea de qué esperar. ¿Sangre? ¿Popó? ¿Sangre y popó? Cuando vi a mi primera hija venir al mundo, sin embargo, experimenté las siguientes emociones, en este orden: 1) Lágrimas. Muchas lágrimas. Nunca había llorado tanto en mi vida, y no sé por qué lloré; 2) ¿Por qué mi hija es azul? ¿Puede haber un doctor aquí que sepa por qué mi hija es azul? ¿Ella está bien? Oh, está llorando, ok, ella está bien. 3) Mierda, mi esposa es una dura. ¡Ella sola empujó una humana fuera de su cuerpo! Gracias a Dios los hombres no son los que dan a luz porque habríamos extinto la humanidad hace milenios” – Stephen, 32

4. “Preferiría pasar yo mismo el dolor y trabajar que ver a mi esposa hacerlo. Observar a la persona que amas pasando ese dolor y saber que en parte es tu culpa, es horrible” -Craig, 30

5. “Ver a mi esposa da a luz fue agotador, que no es algo que esté bueno decir cuando no eres el que puja, pero es cierto. Durante casi 24 horas, tuve que empujar a mi esposa desde la parte posterior y dejarla apretar mi mano durante las contracciones.  A veces, literalmente tuve que sostenerla, y yo estaba tan cansado que estaba, literalmente, quedándome dormido durante las contracciones. Cuando finalmente llegó nuestro bebé, me sentí como si me atropellara un camión. Mi esposa estaba en un estallido loco de energía, pero yo no. Nunca había estado tan cansado en toda mi vida” – Thomas, 31

6. “No estaba seguro de qué esperar, pero no cambiaría nada. Vi el primer aliento de mi hija, vi un evento que evité durante todas las clases de salud de la escuela secundaria (¡No era tan malo!) y fui testigo de una especie de fuerza y resistencia en mi mujer. Esa experiencia hizo que el vínculo entre nosotros fuera aún más fuerte…. placenta ewwww” – Hermant, 33

7. “Yo estaba decidido a no asustarme durante la llegada de nuestro primer hijo. Había escuchado las historias de horror, provenientes de las clases y los videos. Lo que pensaba en ese momento era básicamente: Sopórtalo amigo. Tu parte es fácil. Si tu esposa puede, entonces como diablos no vas a poder esperar al Gran Final. Nuestra partera me preguntó si quería alzar al bebé y yo no podía estar más excitado yo nervioso ‘¿Qué pasa si se cae?’ pensé. Me sacudí el miedo y enguantada tomé mi (primera) posición “babycatching”. Una vez lo agarré, recuerdo que pensé que coronaba la punta de un Iceberg: OH MI DIOS, CÓMO? pensaba yo. NO HA FORMA. Pero es que ella simplemente lo hizo perfectamente bien. Entregué el bebé a su mamá y de repente era oficialmente padre.”-Nathan, 37

8. “Me quedé detrás de la cortina durante la cesárea de mi esposa. Pero después de que nuestro hijo había salido de su panza, di la vuelta para mirarlos. Accidentalmente miré a mi esposa y, mi Dios, había un agujero negro enorme en mi mujer. ¿Por qué volteé a mirar? -Eugene, 35

9. “Desde que oí a mi mujer dar a luz, fui testigo de todo el dolor que está relacionado con el embarazo, en una escala udible. Escuché gemidos de mi esposa y sé exactamente cuánto le dolió por el tono, el volumen y la octava del gemido. Después de todo, tengo más de 50 horas de experiencia después de 3 nacimientos. Ahora sé que mi mujer tiene una tolerancia al dolor mucho mayor que yo. “-Andy, 32

10. “Ver a mi esposa traer a nuestro hijo al mundo y, en consecuencia ver su nacimiento, fue una de las cosas más impresionantes, increíblemente hermosas que he visto nunca. Cuesta entender por qué los hombres miran a otro lado o les resulta perjudicial para su romántica relación ver a sus esposas parir. las mujeres son dadoras de vida, y el parto es, sin duda, uno de los mejores ejemplos de este hecho. Siempre le digo a la gente que puede borrar las fotos y el material de archivo, pero nunca podrá volver atrás en el tiempo para volver a re-crear ese momento. Confía en mí, ahora o más tarde, querrán ver esta experiencia capturada. Es el momento en que toda su vida cambiará” -Charlie, 34.

¡La vida es un milagro de la mujer!

Y tú después de leer esto ¿Sigues creyendo que la mujer es el sexo débil?

Relacionado

Fascinantes imágenes celebran la alegría y belleza de parir

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,