jueves 22 de septiembre 2022
Ejercicios

¿Hacer ejercicios ayuda en la salud intestinal?

Investigadores encontraron la estrecha relación que existe entre los ejercicios físicos y el buen funcionamiento de la flora intestinal

19 de septiembre de 2022 - 14:34

Los ejercicios físicos también pueden tener una influencia positiva en las bacterias intestinales. Y aunque ya es harto conocido que es muy beneficioso es el ejercicio para nuestra salud física y mental, también pueden ser una forma de mantener lo microbios intestinales en forma.

"El ejercicio parece estar afectando a nuestros microbios intestinales, al aumentar las comunidades bacterianas que producen ácidos grasos de cadena corta", aseguró Jeffrey Woods, profesor de kinesiología y salud comunitaria en la Universidad de Illinois, quien estudia los efectos de ejercicio en el cuerpo humano.

ejercicio-casa-655x368.jpg

En una nota publicada en el medio BBC Mundo, Jacob Allen, profesor asistente de fisiología del ejercicio en la Universidad de Illionis que trabaja junto a Woods, agregó: "Los ácidos grasos de cadena corta son un tipo de ácidos grasos producidos principalmente por microbios y se ha demostrado que modifican nuestro metabolismo, inmunidad y otros procesos fisiológicos".

Las investigaciones

Durante la última década, investigaciones tanto con animales como con humanos han mostrado cuán poderoso es este vínculo entre el ejercicio y los cambios en la comunidad microbiana intestinal.

En ese sentido, se logró saber que, por ejemplo, los ratones a los que se les permitía correr en una rueda cuando querían, tenían cantidades significativamente más bajas de una bacteria llamada Turicibacter, cuya presencia se asocia con un mayor riesgo de enfermedad intestinal, dicen Woods y Allen, quienes dirigieron el estudio.

ejerciciosembarazo1.jpg

Los ratones que eran sedentarios o a los que se les daba un empujón suave para alentarlos a correr tenían cantidades mucho más altas de estas bacterias. (Se cree que obligar a los ratones a correr les provocó un estrés crónico que contrarrestaba los beneficios del ejercicio).

Los investigadores han descubierto que el ejercicio también parece conducir a niveles más altos de un ácido graso de cadena corta en particular llamado butirato, que es producido por bacterias en el intestino a través de la fermentación de la fibra y se ha relacionado con numerosos beneficios para la salud.

El butirato es el principal combustible para nuestras células intestinales, ayuda a controlar la barrera intestinal y regula la inflamación y las células inmunitarias dentro de nuestro intestino.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar