miércoles 28 de septiembre 2022
Orgasmo Femenino

Día del Orgasmo Femenino: ¿Por qué se conmemora el 8 de agosto?

La iniciativa para conmemorar el día del Orgasmo Femenino nació de un político que vio el tema como un problema grave de salud pública

8 de agosto de 2022 - 21:41

El Día Internacional del Orgasmo Femenino se conmemora cada 8 de agosto con el fin de crear conciencia sobre la sexualidad femenina y el derecho al placer que tienen las mujeres.

Aunque hoy en día el sexo ha dejado de ser un tabú y son muchas las fuentes de información especializadas en ello, desde JOYclub, comunidad basada en la sexualidad liberal, han recopilado un total de cuatro curiosidades que quizás no sabías sobre el orgasmo.

Día del Orgasmo Femenino ¿Por qué se conmemora este día?

En 2006, José Arimateia Dantas Lacerda, concejal de Esperantina, Brasil, impulsó una ley para defender el placer sexual en las mujeres, estudiarlo y abordarlo como una cuestión de salud pública.

Arimateia se basó en una encuesta de un grupo de alumnos de la Universidad Federal de Piauí, que detectó que el 28 por ciento de las mujeres de la región eran incapaces de llegar al orgasmo o tenían dificultades para lograrlo.

El tema fue considerado un tema de salud pública que obligaba a la concienciación del derecho al placer de la población femenina por lo que se estableció esta fecha como el Día Internacional del Orgasmo Femenino.

Dia del orgasmo femenino 2.webp

Día del Orgasmo Femenino: 5 curiosidades científicas

1. La posición sexual más eficaz para conseguir un orgasmo

Según investigadores de la clínica ginecológica privadaNew H. Medical de Nueva York, la poderosa posición del “Misionero”, con el hombre encima y una almohada colocada debajo de la pelvis de la mujer, es la más beneficiosa para maximizar el clímax.

Los médicos utilizaron un escáner de ultrasonidos para medir el flujo sanguíneo en una pareja de prueba mientras se tenían relaciones en cinco posiciones durante 10 minutos cada una, incluyendo cara a cara con la mujer encima (“La Vaquera”), cara a cara y sentada (“Loto”), cara a cara con el hombre encima, con y sin almohada (“Misionero”) y de rodillas con la mujer inclinada (“Estilo Perrito”). Además, según los escáneres, las posiciones cara a cara generalmente mejoran el flujo sanguíneo del clítoris, lo que conduce a mejores orgasmos.

2. Esta es la posición menos efectiva para el orgasmo

La doctora Kimberley Lovie, que dirigió el equipo de investigadores de New H. Medical,también dedujo la posición menos efectiva para alcanzarlo. En comparación con las posturas cara a cara, como el “Misionero” o la postura del “Loto”, la posición de entrada trasera es la que produce menos contacto directo con el clítoris, según la experta. Por lo tanto, sólo “dio lugar a un aumento menor del flujo sanguíneo”, lo que no es suficiente para que una mujer termine en un orgasmo.

3. Los gemidos no son una gran medida para el orgasmo

Gracias a las referencias culturales pop, tendemos a pensar que los orgasmos implican muchos gemidos. Cuanto más se gime, mejor es el orgasmo. Pero, al parecer, es sólo un mito, según un último estudio. Un grupo de investigadores de la Universidad de Ottawa analizó una serie de síntomas físicos que las mujeres experimentan durante los orgasmos. Entre ellos, la respiración entrecortada o superficial, el aumento de la presión arterial y los sofocos.

Se administró a las mujeres una Escala de Calificación del Orgasmo, uno de los pocos instrumentos de autoinforme utilizados en la investigación sobre el orgasmo. Los investigadores señalan en su estudio, publicado en The Journal of Sexual Medicine, que los factores incluían sensaciones de placer, éxtasis, cercanía emocional, relajación, etc., pero los gemidos eran extremadamente infrecuentes. Según los investigadores, ni siquiera debería considerarse una medida del clímax en su totalidad, ya que parece ser más una reacción voluntaria que algo que simplemente ocurre.

4. La brecha del orgasmo es real

A la doctora Laurie Mintz, profesora de la Universidad de Florida y autora del libro Becoming Cliterate: Why Orgasm Equality Matters--And How to Get It, se le atribuye la acuñación del término “brecha del orgasmo”. Según Mintz, la frase se refiere a “un hallazgo consistente en la literatura científica que muestra que cuando los hombres tienen encuentros sexuales con mujeres cisgénero, los hombres tienen sustancialmente más orgasmos que las mujeres”.

Menciona una investigación realizada con 800 estudiantes universitarios para respaldar su afirmación, según la cual los hombres experimentan orgasmos el 91% de las veces durante el sexo, mientras que las mujeres sólo los experimentan el 39%. La cifra en sí misma dice mucho de la brecha. Además, la brecha del orgasmo es mayor en las relaciones sexuales de casuales y menor en las de pareja, pero nunca se cierra del todo, según un estudio posterior.

Dos de las razones a las que podría atribuirse esta situación son la representación poco realista de la experiencia sexual en los medios de comunicación convencionales y pornográficos, y las expectativas de que una mujer puede alcanzar el clímax sólo con la penetración, cuando eso está muy lejos de la realidad.

Uno de los datos sobre el orgasmo que hay que tener en cuenta es que implica todo el conjunto: los juegos previos, los besos, las caricias y mucho más. “Es necesario valorar el derecho de las mujeres a tener el mismo placer que los hombres cuando se trata de sexo”, advierte Mintz.

5. La razón más común por la que a las mujeres les cuesta llegar al orgasmo

Una investigación de 2018 publicada en el Journal of Marital Sex and Therapy revisó las razones por las que las mujeres creen que les cuesta llegar al orgasmo durante el sexo. De las 913 mujeres (mayores de 18 años) encuestadas, 452 declararon tener problemas con el orgasmo. En el 45% de estas interacciones, las mujeres declararon tener problemas para alcanzar el clímax. Para el 30% de las mujeres, era un reto llegar al clímax prácticamente cada vez que mantenían una actividad sexual.

A continuación, los investigadores evaluaron el “grado de sufrimiento” relacionado con los desafíos del orgasmo teniendo en cuenta una serie de criterios, como la edad, los antecedentes, el estilo de vida, el estado de la relación, el historial de salud y el orgasmo. Las causas de las dificultades se resumieron en: falta de estimulación o excitación, falta de tiempo, imagen corporal negativa, incomodidad o irritabilidad durante el sexo, lubricación insuficiente y problemas médicos.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar