domingo 25 de septiembre 2022
Bebés

¡Confirmado! Los bebés en el útero perciben sabores de lo que come su madre

Científicos en Reino Unido revelaron una investigación que resuelve uno de los mitos durante el embarazo: los bebés sí pueden percibir sabores desde el útero

23 de septiembre de 2022 - 13:22

Un mito sobre el embarazo ya tiene confirmación científica. Los bebés en el útero tienen la capacidad de sentir el sabor de los alimentos que consume la madre durante el embarazo. Todo se logró saber gracias a la expresión de la cara de un grupo de bebés aún no nacidos, captada a través de ecografías en 4D, las cuales fueron captadas por científicos.

En este estudio, realizado por un equipo de la Universidad de Durham en Reino Unido, los científicos obtuvieron la primera evidencia directa de que el feto reacciona a los sabores de los alimentos ingeridos por la madre.

pies de bebe.jpg

El estudio contó con la ejecución de ecografías a más de cien embarazadas. En ellas se observaron las reacciones de los bebés a los sabores de la zanahoria o repollo poco tiempo después de que las madres los hubieran comido.

En el estudio, los fetos expuestos a la zanahoria mostraron más respuestas de “cara de risa”, mientras que los expuestos al repollo mostraron más respuestas de “cara de llanto”, revelaron voceros de la universidad a través de un comunicado.

Lo que comen las madres influye en el gusto de los bebés

Los resultados de la investigación fueron publicados en Psychological Science. Allí consideraron que lo que comen las embarazadas podría influir en lo que pueden preferir gustativamente los bebés después de nacer.

Al observar las reacciones faciales de los fetos “podemos suponer que una serie de estímulos químicos pasan a través de la dieta materna al entorno del feto”, dijo Benoist Schaal, de la Universidad de Borgoña (Francia), uno de los investigadores.

bebe2.jpg

El equipo, encabezado por Beyza Ustun de la Universidad de Durham, destacó que fue “realmente sorprendente ver la reacción de los bebés no nacidos a los sabores del repollo o la zanahoria durante las exploraciones y compartir esos momentos con sus padres. El grupo de estudio estaba formado por mujeres de 18 a 40 años, a las 32 y 36 semanas de embarazo, quienes recibieron una cápsula que contenía aproximadamente 400 miligramos de dichos alimentos en polvo unos 20 minutos antes de cada exploración.

Vale destacar que las participantes no podían tomar ningún alimento o bebida aromatizada una hora antes de la exploración y tampoco ingirieron nada con zanahoria o repollo ese día, para controlar así los factores que pudieran afectar a las reacciones fetales. Las reacciones observadas en ambos grupos de sabores, comparadas con las de los fetos de un grupo de control que no se expusieron a ninguno de los sabores, mostraron que la exposición a una pequeña cantidad de sabor era suficiente para estimular una reacción.

Este estudio podría tener importantes implicaciones para comprender las primeras evidencias de las capacidades fetales para percibir y discriminar los diferentes sabores y olores de los alimentos ingeridos por sus madres.

Temas
Seguí leyendo

Te Puede Interesar