2021-10-25T17:53:21-03:00

La madre de todas las batallas, la competencia que todo freestyler aspiró a ganar. Red Bull Batalla no solo se convirtió en uno de los eventos más importantes del freestyle en habla hispana, sino que trascendió cualquier tipo de barrera y hoy forma parte de la cultura y el movimiento urbano.

Red Bull Batalla cumple 15 años - Imagen

Todo comenzó en 2005, cuando solo un grupo pequeño de personas asistía a este tipo de eventos. En la primera gran batalla Argentina fue campeona del mundo de la mano de Frescolate.

“En ese entonces no había una escena del freestyle como se conoce hoy en día, lo que había era una escena del hip hop”, cuenta el propio Frescolate.

Y agrega: “Éramos muy pocos, la gran mayoría éramos mc´s, es decir, escribíamos canciones además de hacer freestyle. Hoy quizás no todos los que hacen free componen música”.

Al año siguiente, ya eran algunos más los aficionados por las rimas, y en la Federación de Box vimos cómo se consagraba el CNO.

“Cuando salí campeón había 1.200 personas y era como ´wow´, una cantidad de gente increíble”, cuenta el ex campeón.

Comparando ese momento con la actualidad, reflexiona: “A medida que fueron pasando los años la escena creció. Me di cuenta que antes no había tantos competidores, nivel, ni mucho público”.

Si bien los flashes de las cámaras suelen apuntar hacia los competidores, el paso del tiempo y el crecimiento hizo notar que para impulsar el freestyle no solo se necesitaban personas que rimen, sino también que se cumplan otro tipo de tareas. Ahí es donde entra en juego, por ejemplo, la labor del productor y beatmaker Federico Stuart, más conocido como DJ Stuart.

“Hace 15 años la cantidad de freestylers no superaba los 30 en todo el país. A partir de la crisis económica del 2001 muchos turistas americanos empezaron a venir a Argentina y a visitar los clubes y fiesta especializadas en Hip Hop (Como Style, Hip Hop Culture Club, Lost) ese fue el primer puntapié para el crecimiento”.

Red Bull Batalla cumple 15 años - Imagen 1

La reputación de Stuart le permitió ser jurado de la Batalla de los Gallos de Redbull en las ediciones 2006 y 2007, en esta última fue Cebos el ganador de la competencia. Al año siguiente, era aún más las cantidad de gente que participaba de las batallas y fue un chico de apenas 18 años (Obie One) quien se llevó el trofeo.

“Red Bull confió en mi -y en muchos más artistas- cuando lo que hacíamos no era popular. Por eso creo que hay cierta fidelidad o cierto aspecto genuino innegable de la marca dentro de la escena. Fue pionera en el freestyle y en el hip hop en general.”, cuenta Stuart.

Cuando la escena estaba en plena curva ascendente, la empresa decidió hacer una pausa. Fue así que entre 2009 y 2011 no hubo finales nacionales ni internacionales. Sin embargo, esto fue solo para tomar carrera. En 2012 volvió y nos dejó un nuevo campeón nacional, el Tata.

“He crecido y aprendido mucho gracias a Red Bull Batalla. Me permitió conocer muchos países e incluso viajar por primera vez en avión. Es una parte muy importante de mi carrera”, confiesa Tata.

Luego de esa edición llegó el turno de Dtoke, el freestyler oriundo de Rafael Calzada (Provincia de Buenos Aires) ganó la edición nacional y también la internacional, en una recordada final contra Jony Beltran.

Ya en 2014, la escena había crecido a niveles inimaginables. Niceto Club iba a ser por última vez la sede de la competencia, ya que el público que deseaba asistir al evento superaba ampliamente la capacidad del lugar. Esa edición coronó a Sony como el mejor freestyler a nivel nacional.

Al año siguiente Dtoke volvió a colgarse la medalla de campeón luego de superar en la final a Sheka. En 2016 llegó el turno de Papo, el rapero marplatense superó a todos sus rivales luego de haber quedado como subcampeón en las ediciones 2013 y 2014.

El 25 de agosto de 2017 se marcaría un antes y un después en la historia del freestyle nacional. Un Luna Park estallado de gente coreaba el nombre del nuevo campeón: Wos.

Ya no era solo un hobby o un disciplina de unos pocos, ser freestyler comenzaba a ser una profesión. Las ediciones posteriores (2018 y 2019) volvieron a realizarse en el Luna Park, coronando a Dozer y Trueno respectivamente.

Cuando parecía que el Luna empezaba a quedar chico, la pandemia de Coronavirus obligó al planeta entero a quedarse en casa. De todas formas eso no detuvo el crecimiento de la escena, cuyos números en Internet siguieron y siguen en ascenso, con batallas que superan, incluso, las 50 millones de visualizaciones.

La edición 2020 fue a puertas cerradas, pero cientos de miles acompañaron a los competidores a través del streaming. Ese día Tata se convirtió en el segundo gallo en lograr el bicampeonato a nivel nacional.

Para este año ya está todo listo, la 15ª edición Red Bull Batalla tendrá a 16 freestylers luchando por el título. El encuentro será el próximo 30 de octubre, con transmisión en vivo por redbull.com/batalla.

Red Bull Batalla cumple 15 años - Imagen 2

Esta edición 2021 tendrá sobre el escenario a Tata, Wolf y Mecha, quienes lograron el podio argentino en 2020; contará con el regreso de Klan, MP, Sony, Brasita, Zaina y Dybbuk, que ya fueron parte de diferentes finales de la competencia; y será el debut en la definición de Saga, Mito, Jesse, Vid, Jaff, Barba Roja y Larrix.

El futuro del Freestyle, la opinión de los referentes

Si bien ya se han superado las expectativas de muchos de los referentes de la escena, todos concuerdan en que aún no se ha llegado al punto más alto.

“Yo creo que puede llegar más alto todavía. Quizás la convocatoria se mantenga en el nivel de estadios, pero el ámbito se va a profesionalizar aún mas. También se va a ramificar, no solo va a haber freestylers estrellas, también va a haber hosts estrellas, DJs y Beatmakers estrellas, casters estrellas. El juego se esta abriendo mas allá de las personas que están sobre el escenario”, piensa DJ Stuart.

Tata también opinó al respecto: “La evolución en cuanto a los eventos y los competidores creo que va a pasar por profesionalizar aún más la disciplina. Un ejemplo claro fue la final internacional del año pasado, que se jugó todo por la pantalla verde”.

“El próximo paso para mí van a ser la batallas escritas, como se están haciendo en Estados Unidos y México. Ya no compiten más freestyleando con beat”, opina Frescolate.

CNO también dio su postura acerca del futuro de la escena: “La escena del freestyle en Argentina está muy fuerte, muy fresca. Creo que los eventos van a llegar a un nivel más alto, se van a llenar estadios y lugares más grandes”.