2018-07-24T08:44:41-03:00

Nos cuidan, nos miman, nos hacen ricas comidas y nos acompañan en todos los momentos importantes; los abuelos siempre están para ayudarnos. La reina Isabel II no es la excepción.

A pesar de tener fama de autoritaria, la monarca es una gran abuela, muy pendiente de sus nietos. Dos meses después de la boda, la monarca decidió hacerle un regalo de boda muy especial al príncipe Harry y Meghan Markle: una propiedad.

Video relacionado: las reglas de moda de la realeza

Según informó Daily Mail, la reina Isabel les habría obsequiado la mansión llamada Adelaida Cottage, ubicada en el Palacio de Windsor. La pareja ya habría visitado el lugar y, obviamente, estarían muy felices de mudarse.

La lujosa mansión fue construida en 1831 y conserva el espíritu de la época. Cuenta con living, cocina y un extenso jardín. Si bien está conectada con el castillo de Windsor, la pareja podrá tener la privacidad que necesita.

VER MÁS: ¿Quién es el miembro de la realeza más valioso? La respuesta te va a sorprender