2017-12-01T10:45:43-03:00

Distancias Interpersonales preferidas: una comparación global” es el título del informe final publicado en Journal of Cross-Cultural Psychology, un trabajo realizado por 89 investigadores de diferentes países, que concluye que los argentinos son los que menos distancia personal ponen tanto con un conocido como con un extraño. El documento final define tres categorías de relaciones entre las personas: extraños, conocidos y cercanos. Los argentinos encabezan el listado de “menor distancia” de las dos primeras y están terceros en la tercera, detrás de los noruegos y los ucranianos.

El trabajo de campo consistió en 8.943 entrevistas a personas de 53 ciudades en 42 países diferentes. El objetivo de la encuesta fue entender con qué distancia se sentían cómodos acercándose a un extraño, a un conocido y a alguien cercano. Uno de los resultados cualitativos más interesantes es que lo que se define como “distancia interpersonal” varía según la cultura y otros factores que van desde los valores religiosos hasta el clima de la región.

UNIDOS: Nuevo estudio indica que los argentinos estamos más cerca de lo que creemos - Imagen

En términos cuantitativos, la conclusión final indica que los argentinos sólo necesitan que haya 77 cm entre su cuerpo y el de un extraño para entablar una conversación. Los peruanos precisan 80 cm y están segundos. Los rumanos, en cambio, casi el doble: 140 cm. También los argentinos rankean alto en la distancia con los cercanos, pero en este caso son superados por Noruega y Ucrania. La explicación está en el clima: por las bajas temperaturas, en estos dos países europeos necesitan más cercanía para lograr calidez. Una comparación interesante es que los argentinos mantienen la misma distancia con los extraños que los canadienses con sus amantes.

Todos los participantes fueron específicamente incorporados para esta investigación, y el estudio se llevó a cabo durante el mismo período de tiempo en todos los lugares. Se aseguró a los participantes anonimato de sus respuestas.

UNIDOS: Nuevo estudio indica que los argentinos estamos más cerca de lo que creemos - Imagen 1

La conducta de los argentinos tiene particularidades que no se reproducen en otras partes: el beso como saludo cotidiano entre hombres, por ejemplo. El estudio indica que las personas aprenden con rapidez las reglas tácitas de la distancia social. Macbeth explica: “Las costumbres argentinas, en parte, son problemáticas en interacción con otras culturas. Sin embargo, esto ocurre con cualquier cultura. Sabemos por otros estudios que las situaciones interculturales activan de manera espontánea procesos adaptativos. Antes de permitirnos actuar según nuestras propias costumbres, pareciera que observamos con atención cómo se comportan para formarnos una idea de lo conveniente”.

Los estudios son concluyentes: La conducta de los argentinos tiene particularidades que no se reproducen en otras partes.