El turismo es el nuevo enemigo de las maravillas naturales

Los viajeros desean conocer lugares con riesgo de extinción, pero cuanto mayor es el número de visitantes, más es el deterioro.

El turismo es el nuevo enemigo de las maravillas naturales

septiembre 23rd, 2016

Se denomina “turismo de última oportunidad” a la elección de los viajeros de visitar algunas de las maravillas naturales más importantes motivados por la amenaza de que desaparezcan a causa del cambio climático. Los ejemplos son varios: la Gran Barrera de Coral, las capas de hielo del Monte Kilimanjaro, las islas Maldivas en Asia, las regiones polares del ártico o las islas Galápagos.

El turismo es el nuevo enemigo de las maravillas naturales - Imagen 1

Muchos de ellos han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Esto es positivo ya que les brinda prestigio y fondos para su conservación. Pero por otra parte, esa distinción genera un incremento en la cantidad de turistas, que muchas veces terminan acentuando el deterioro del lugar.

El turismo es el nuevo enemigo de las maravillas naturales - Imagen 2

La Gran Barrera de Coral australiana es uno de los destinos amenazados: en los últimos 27 años, el sitio natural perdió la mitad de sus corales. Un estudio publicado por el Journal of Sustainable Tourism reveló que cerca del 70% de la gente que visitó la Barrera en 2015, lo hizo específicamente para conocerla “antes de que fuera demasiado tarde”.

El turismo es el nuevo enemigo de las maravillas naturales - Imagen 3

La presión que ejercen las actividades asociadas con el turismo, como por ejemplo las emisiones de carbono provocadas por el transporte, aceleran todavía más el daño. La percepción general de que la maravilla natural está en peligro, a la vez, atrae a más viajeros. Y sigue el ciclo hacia adelante, explica otro estudio científico de la publicación Current Issues in Tourism.

Sin embargo, los académicos destacan que la percepción de que éstos se encuentran ante una posible extinción “puede servir para concientizar, visibilizar y hasta promover esfuerzos de conservación”.

El turismo es el nuevo enemigo de las maravillas naturales - Imagen 4

Ante este fenómeno, los Gobiernos están tomando medidas para moderar el impacto ambiental que genera el aluvión de viajeros. En Perú, por ejemplo, el Machu Picchu suspende el acceso del público todos los años para realizar tareas de mantenimiento y conservación.

“Algunos Gobiernos son excelentes a la hora de conservar lugares amenazados, pero otros son capaces de cualquier cosa para exprimir cada dólar del turismo hasta que el sitio quede completamente destruido”, dijo al sitio Weather.com el experto en viajes Anthony Berklich.

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,