Las restricciones para viajar a personas VIH-positivas son contraproducentes. Te explicamos por qué.

Estas medidas generan una sensación de falsa seguridad en la sociedad y aumentan la estigmatización de la enfermedad. Un círculo vicioso que aumenta la circulación del virus.

Las restricciones para viajar a personas VIH-positivas son contraproducentes. Te explicamos por qué.

septiembre 7th, 2016
Ignacio Ferreiro

Todavía hay países que imponen restricciones al turismo y la inmigración de personas con HIV. La UnAIDS, la oficina de la ONU que lucha contra el SIDA, se pronunció en contra y declaró que todos los países deberían levantar estas medidas. Los datos prueban que la restricción es contraproducente.

Las restricciones para viajar a personas VIH-positivas son contraproducentes. Te explicamos por qué. - Imagen 1

Las regiones que sostienen estas barreras, Medio Oriente y Europa del este, son las únicas que tuvieron una mayor cantidad de diagnósticos de SIDA en el 2014 que en el 2000.

Rusia, uno de los 35 países que todavía mantiene esta legislación, es el tercer país con mayor cantidad de diagnósticos (110.000).

Según sostienen especialistas de la UnAIDS, estas medidas generan un sensación de falsa seguridad en la sociedad y en la clase dirigente, que deciden no tomar más medidas al respecto.

Más grave aún, llevar adelante esta política contribuye a criminalizar a los poseedores del HIV y a su consecuente estigmatización.

Las restricciones para viajar a personas VIH-positivas son contraproducentes. Te explicamos por qué. - Imagen 3

Este circulo vicioso concluye en que las personas evitan hacerse el examen de diagnóstico por miedo a ser discriminados y hasta deportados.

Así aumenta la cantidad de personas que desconocen su situación, lo que resulta en una mayor dispersión del virus.

Lo que pasó en Estados Unidos prueba lo sostenido por la UnAIDS

En diciembre de 2009, Estados Unidos levantó las restricciones inmigratorias que impedían a los poseedores de VIH visitar o inmigrar al país. Esta decisión no alteró el ritmo descendiente que mantenía la cantidad de diagnósticos de SIDA, probando que estas barreras no disminuyen la dispersión de la epidemia en la población.

Sin embargo, la situación discriminatoria hacia la población gay, lesbiana, bisexual o travesti en Estados Unidos tiene mucho por mejorar: 31 estados no castigan legalmente la discriminación en base a la identidad de género. Esta población es declarada por todos los estudios como la de mayor riesgo a contraer el virus.

La evolución de las restricciones a viajeros en los últimos años

En el 2008, cuando la UnAIDS comenzó a trabajar para eliminar estas barreras, 74 países imponían alguna de ellas y 12 prohibían el acceso a las personas seropositivas independientemente del motivo y de la duración de su estancia. Actualmente esa cantidad se ha reducido a 35.

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,

,

,

,

,