Las ruinas de un balneario nazi hoy son un lujoso destino turístico

El complejo que Adolf Hitler había planeado como un gigante campo de adoctrinación está siendo remodelado bajo un boom inmobiliario.

Las ruinas de un balneario nazi hoy son un lujoso destino turístico

septiembre 1st, 2016

Una de las mayores obras arquitectónicas de la Alemania nazi se ha transformado de manera radical. El boom inmobiliario en la isla de Prora promete convertir el lugar en un destino para el turismo de lujo.

Las ruinas de un balneario nazi hoy son un lujoso destino turístico - Imagen 1

Allí donde Adolf Hitler fracasó en cumplir su sueño de tener un campo de adoctrinación gigante frente al mar, los inversores le vuelven a dar vida al lugar, que cuenta con gigantes edificios inicialmente planeados para recibir a 20 mil alemanes.

La construcción del “Coloso de Prora” inició en 1936 en la paradisíaca playa, pero la obra fue detenida en 1939, con el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Así, los complejos quedaron abandonados a lo largo de cuatro kilómetros frente al mar.

Las ruinas de un balneario nazi hoy son un lujoso destino turístico - Imagen 2

Tras un año de falsos anuncios, finalmente cuatro de las ocho estructuras, de seis pisos cada una, están siendo reconstruidas. Dos pertenecen a una empresa de Liechtenstein, otro fue detonado por los soviéticos. Y el último bloque pertenece al gobierno regional, que alquiló el lugar a un hostel juvenil y planea venderlo próximamente.

La remodelación del lugar, proyectada a completarse en 2022, ha desatado polémica en la sociedad por su cargada historia. El complejo “Prora Solitaire” abrió este verano renovado. Los balcones de vidrio permiten una privilegiada vista al mar, y los huéspedes pueden disfrutar de un spa. A su vez, un local “hipster” de hamburguesas y una cafetería reemplazaron a una galería de arte.

Las ruinas de un balneario nazi hoy son un lujoso destino turístico - Imagen 3

“Por un lado, hay una intención de mantener el sitio como un lugar de memoria. Por el otro, están los intereses de los inversores que han puesto mucho dinero y quieren ver los retornos”, explica la firma Irisgerd, que construye el edificio Neues Prora (Nueva Prora), con 270 departamentos. La compañía compró el bloque por 2,75 millones de euros (USD 3,1 millones) e invirtió USD 98 millones.

Aparte de los empresarios, otras voces se muestran a favor del cambio. “Ha pasado mucho tiempo, ya era hora de hacer algo bien con Prora”, opina el residente Karsten Rarrasch, de 50 años, quien considera que Alemania “ya tiene bastantes lugares de recuerdo”.

Las ruinas de un balneario nazi hoy son un lujoso destino turístico - Imagen 4

Los promotores tienen una responsabilidad para con la historia, exhorta Katja Lucke, historiadora del otro museo. “La gente ve este edificio gigantesco y queda fascinada”, afirmó. “No se puede convertir en algo banal, hay que contextualizar”, lanzó. Además, considera que el resurgimiento de los partidos de extrema derecha es otra razón para preservar los vestigios.

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,

,