Estados Unidos: una pareja de granjeros acusada de ser los mayores “ciberdelincuentes”

Desde hace cinco años James y Theresa Arnold califican su vida como un "infierno digital". Aseguran que la culpable de los delitos es una empresa a la que han demandado.

Estados Unidos: una pareja de granjeros acusada de ser los mayores “ciberdelincuentes”

agosto 16th, 2016

Theresa y James Arnold reciben visitas regulares de agentes del FBI, cobradores de impuestos, representantes de acreedores y hasta llamadas amenazantes debido a un error de programación del que no son responsables.

Estados Unidos: una pareja de granjeros acusada de ser los mayores “ciberdelincuentes” - Imagen 1

Una mañana incluso encontraron un inodoro roto en la puerta de su granja en el estado de Kansas que había sido dejado en señal de desprecio. Los furiosos visitantes creen que la pareja es responsable de cientos de estafas y fraudes por internet.

La empresa MaxMind se dedica a vincular las direcciones digitales IP que usan las computadoras cuando se conectan a internet con una posición real en un mapa geográfico. La asociación de información no suele ser exacta, pero la granja de los Arnold está registrada como la ubicación de más de 600 millones de IP.

Estados Unidos: una pareja de granjeros acusada de ser los mayores “ciberdelincuentes” - Imagen 2

Esta situación ha provocado que miles de víctimas de fraude o estafa por internet que buscaron a los “ciberdelincuentes” por su dirección IP terminen golpeando con rabia la puerta de la pareja.

Según la cadena de televisión y sitio web Fusion, cuando la empresa MaxMind tiene dificultades para asociar con precisión una dirección IP con una dirección geográfica, elige el centro del país de manera predeterminada. Y para mala suerte de James y Theresa Arnold, Kansas se encuentra al centro de Estados Unidos, y la dirección de la granja donde viven es la dirección más cercana al centro geográfico del país.

Estados Unidos: una pareja de granjeros acusada de ser los mayores “ciberdelincuentes” - Imagen 3

Así que cada vez que un “ciberdelincuente” oculta su dirección IP para evitar ser rastreado, MaxMind asigna de manera automática la casa de la pareja como origen del delito.

La pareja ha demandado por US$75.000 a la compañía por hacerlos vivir cinco años de lo que ellos llaman “infierno digital”. Los delitos que se originan en su propiedad son: “Autos robados, evasión fiscal y fraude relativo al bitcoin, estafas con tarjetas de crédito, llamadas de suicidas, robo de cuentas en redes sociales y eventos falsos para recaudar fondos”.

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,

,