2018-04-02T12:20:29-03:00

Las contracturas más frecuentes afectan a diferentes músculos, pero algunas son mucho más comunes que otras. En el caso de los deportistas, por ejemplo, las zonas del cuerpo que más tienen que ver con su actividad profesional son las más afectadas.

Quizás la más habitual de todas sea la de de los músculos de la espalda, principalmente a la altura de las cervicales y de la zona lumbar. Y es que esta contractura está íntimamente relacionada con las malas posturas -que solemos tomar permanentemente en nuestro trabajo o estudio-, el abuso de los tacos altos o el embarazo.

MIRÁ TAMBIÉN: 5 tips para estirar tu espalda

 

Para tratar estas contracturas existen diversos tratamientos y la mayoría de ellos dependen del grado de dolor que haya avanzado. Lo mejor es prevenirlas, para no sufrir los agudos padecimientos en el cuerpo. Para los casos más leves es aconsejable la aplicación de calor, que tiene un efecto analgésico.

Por supuesto, es recomendable acudir a un profesional, fisioterapeuta o kinesiólogo, que pueda darnos el tratamiento adecuado o pueda solucionar nuestra dolencia con un simple masaje. El médico sabrá qué solución darte en función de cuáles son los músculos afectados y el tipo de contractura que padezcas.

Las molestas contracturas: qué las causan y cómo podemos librarnos de ellas - Imagen

En las contracturas más graves se utilizan diferentes fármacos antiinflamatorios, pero, por supuesto, necesitás una prescripción médica. Para prevenir estas contracturas es menester realizar ejercicio físico de manera habitual, con un previo calentamiento, y tratar de mantener siempre la postura.

VER MÁS: Las 6 mejores aplicaciones de salud mental para usuarios con ansiedad y depresión