2018-03-22T16:55:35-03:00

Mudarse solo por primera vez es una de las más grandes aventuras. Nos gana la ansiedad, el miedo, el entusiasmo, la alegría y las ansias de libertad.

¿Y qué es lo más fácil y barato? Un monoambiente. Si bien a algunos les espanta esta idea, hay un montón de formas para que este nuevo espacio sea cómodo y hermoso.

 

Sólo hay que tener en cuenta un par de cosas: la distribución del espacio, los muebles, la luz, la decoración y los colores. Si todo queda de manera harmoniosa, se convierte en el hogar de tus sueños.

Acá te dejamos un montón de ideas prácticas para que el monoambiente se convierta en un verdadero espacio de confort.

1. Ambiente iluminado

Si contas con ventanas o un balcón, no trates de taparlos. Las cortinas deben ser claras y hay que evitar cerrarlas durante el día. Por otro lado, está bien poner plantas, pero no hay que abusar ni de la cantidad ni del tamaño. Cuanta más luz entre, más grande se sentirá el monoambiente.

2. Paredes blancas con un color combinado

Para que el espacio parezca más amplio, las paredes deben estar pintadas de un color claro. Sin embargo, si una de ellas tiene un color más intenso -rojo, azul o verde- puede romper con la monotonía y resaltar la luz de las otras paredes.

6 trucos para convertir tu monoambiente en un espacio único - Imagen

3. Espejos

No importa el tamaño del espejo o la combinación de ellos. Lo importante es el lugar en el cual se ubica para poder hacer un efecto de profundidad, lo que hará que el monoambiente parezca un poco más grande de lo que en realidad es.

6 trucos para convertir tu monoambiente en un espacio único - Imagen 1

4. Separación de espacios

Para no sentirse atrapado siempre en las mismas cuatro paredes, separar lo que sería la habitación del living es lo ideal. Para esto no sólo se puede usar los mismos muebles, sino también módulos, mamparas, cortinas y hasta biombos. Lo importante es no perder espacio en la división y que sea algo útil para el espacio.

5. Muebles funcionales

Para que los muebles no compliquen la circulación, lo ideal es que sean multifuncionales. Así, se puede usar un sillón cama, o una cama con cajonera. También existen mesas plegables o bancos con cajón.

Además, conviene tener estantes y bibliotecas bajas. Eso dará la ilusión de un ambiente más amplio.

6. Cocina

La cocina suele ser un espacio bastante acotado y muchas veces no se encuentra separada. Por eso, es fundamental no sólo tenerla ordenada, sino también contar con estantes altos que nos acomoden las cosas.