2021-05-19T13:28:18-03:00

Por: Iván Mónaco

La industria de los videojuegos ya lidera el mercado global del entretenimiento y, además, es uno de los sectores de las industrias culturales con mayor potencial. Sin embargo, uno de los aspectos que más se destacan es la ‘falta de mujeres’, o al menos, el encubrimiento de las mismas detrás de sobrenombres de varones para ser tratadas iguales y que no haya diferencias de género.

Referido al rol de las mujeres en la industria de los videojuegos, hablamos con Agostina Ochoa, quien es embajadora del Just Dance, y también presentadora de distintas marcas y host de My Cam. Además, nos contó cómo fueron sus comienzos en la industria, dónde encontró su pasión y sus experiencias viajando por el mundo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Agostina Ochoa (@agostinaochoa)

“Hay muchas jugadoras pero se hacen pasar por hombres para no ser bardeadas en los juegos online, para que no las vean ‘distintas’ y eso es muy loco que todavía suceda, pero creo que de a poco se va a ir corrigiendo”, revela Agostina.

¿Por qué crees que durante los últimos dos años se hizo tan visible el mundo gamer?

“Es una industria en la cual el país no tiene los recursos para ser explotada pero hace mucho tiempo que a nivel mundial tiene relevancia, sin embargo, por una cuestión de la pandemia y la virtualidad, el mundo gamer se hizo masivo en Argentina. Entiendo que el cambio principal se da en los más jóvenes y en cómo cambiaron los medios audiovisuales, ya que los chicos consumen mucho contenido de plataformas digitales y no de los medios tradicionales como la televisión”.

Entonces, ¿siempre hubo trabajo en la industria de los juegos?

“Estudié periodismo y para mi era LA televisión el trabajo a tener, pero hace 10 años que trabajo en la industria de los juegos y siempre hubo mucho laburo detrás. Al comienzo fui promotora en los eventos y ahora soy host (conductora)”.

Ya tenés 10 años en la industria de los juegos y es un tiempo considerado: ¿crees que está subestimado el mundo gamer?

“Sí, subestiman a los gamers y hay una industria enorme, hay gente que labura mucho, hay nenes que son apasionados por lo que hacen y siempre hay una historia detrás de cada uno de ellos para contar”.

¿Recordás alguna historia que te haya contado algún chico?

“Uf, muchas, pero una historia de vida que me quedó es de mi viaje a Perú, junto a Just Dance, donde buscábamos a los dos mejores del país en la competencia. Un día fui a comer con los participantes y uno de ellos me dijo que el juego le había dado la aceptación que no le dio el mundo. Le pregunté por qué lo decía y dijo ‘mi papá es muy recto y no acepta mi vida’; ‘Siempre hizo de cuenta que no existía, mis amigos del colegio tampoco me querían, y en el juego me aceptaban como era, nadie me quería como gay’. Y a mi esa historia me flasheó”.

¿Qué te dio el mundo de los juegos y que no tenías?

“Encontré una pasión en los juegos que no sabía que estaba en mí. Al principio era fanática del Pump It Up y de los juegos de expresión corporal, además siempre hice mucho deporte y soñaba con bailar. Por eso, cuando entré en el rubro me di cuenta que podía llegar a tener chances en el Just Dance. Además, soy muy mala para los juegos de rol y shooter, y por eso admiro a quienes lo juegan…”.

Agostina Ochoa, sobre el rol de la mujer en los videojuegos: “Hay chicas que se hacen pasar por hombres para que no las bardeen” - Imagen

VER MÁS: PC Gamer 2021: cuánto cuesta y por qué el precio

Yendo a tu laburo, ¿es fácil jugar al Just Dance?

“Cualquiera puede ser un ‘just dancer’, no hace falta ser un bailarín profesional, solo hace falta tener la pasión por el juego y el baile”.

¿En algún momento sentiste diferencia en el trato por parte de alguna empresa de la industria por el solo hecho de ser mujer?

“Si bien nunca tuve problemas específicos en el mundo de los juegos, me costó bastante posicionarme en el lugar que hoy estoy y que me vean como lo que soy: una presentadora, como una host, y no solo como una chica que puede ser llamativa. Y esto que te digo, sobre todo, lo sentí cuando trabajé con juegos de fútbol. De todas maneras, me considero firme y eso me mantuvo en la industria”.

Y agrega: “Lo que sí te puedo contar es un caso en Chile: viajé por trabajo y en una cena de trabajo, donde la mayoría eran hombres, me preguntaban cómo hacía para viajar tanto teniendo un hijo -Felipe-. Y yo dije: ‘de la misma manera que hacen ellos -en referencia a los hombres que estaban sentados en la mesa y también tenían hijos-‘. La diferencia entre ellos y yo, es que a ellos nadie se lo pregunta y a mi sí”.

Y en los juegos, ¿hay equidad de género o hay más hombres que mujeres?

“Hay muchas jugadoras pero se hacen pasar por hombres para no ser bardeadas en los juegos online, para que no las vean ‘distintas’ y eso es muy loco que todavía suceda, pero creo que de a poco se va a ir corrigiendo”.