2020-02-07T15:35:56-03:00

Por: Virginia Varela Heil

Todos usamos Instagram constantemente, todos los días, sin descanso. Por eso, la organización Chicos.Net se unió con la red social, para comenzar a charlar con los niños y adolescentes sobre el buen uso de la aplicación.

Chicos.Net es una asociación civil, que trabaja con temas vinculados a los derechos de la niñez y la adolescencia, atravesadas por las tecnologías. Por eso, se encarga del uso responsable de los medios digitales, la participación juvenil de las causas, sobre los riesgos de las redes sociales.

Su objetivo es empoderar a chicos, chicas y adolescentes, para todo lo que tiene que ver con los derechos de la tecnología: entender qué es violencia a través de las diversas plataformas que manejan diariamente.

“Hablamos de cómo tener una participación positiva; cómo es encauzar causas, de la vida real, a través de las redes sociales; cómo nos podemos cuidar de lo que queremos hacer y cómo ayudamos a mejorar ese vínculo con la tecnología”, cuenta Marcela Czarny, presidente de la ONG.

Con la colaboración entre Instagram y Chicos.Net, ambas plataformas quieren garantizar estos debates entre los centennials.

VER MÁS: Instagram lucha contra el bullying y lanza una nueva función

“Nos merecemos, como sociedad, preguntarnos cómo utilizamos los medios digitales, en el buen sentido. Tenemos la posibilidad de apagarlos y prenderlos; Instagram, como empresa, toma ciertos datos de cada uno; qué se puede compartir o viralizar. A su vez, naturalizar los distintos tipos de cuerpos”, explica.

Se realiza un taller gratuito para enseñar y debatir las herramientas digitales, en el Centro Cultural de la Ciencia, el 27, 28 y 29 de febrero. La idea es que, durante tres días, los jóvenes piensen, junto con expertos, cómo optimizar el alcance de las redes, para promover causas de bien común. Simultáneamente, Chicos.Net tiene diversos programas que se anuncian en sus redes sociales y, algunos, son de forma online.

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Chicos.net (@chicos_net) el

¿Habrá algo de adictivo en todo lo que estamos haciendo con los celulares? ¿Cuánto tiempo estoy pasando en las redes sociales? ¿Estamos realmente decidiendo cuánto tiempo pasamos y lo que hacemos en las aplicaciones? ¿O lo decide un algoritmo?

Esas son algunas de las preguntas que se hacen y que se ponen sobre la mesa, con los jóvenes, para que, desde temprano, sepan tener un uso saludable y positivo de la plataforma más consumida, en todo el mundo.

La presidenta de Chicos.Net deja bien en claro que, en cuanto se trata de los padres, la acción no es controlar lo que los centennials realizan en sus perfiles, sino que se trata de acompañarlos y abrir la conversación. Eso se debe dar también en el aula, en el trabajo y en los mismos grupos de chicos.

“Hay que trabajar, básicamente, que los chicos tengan consciencia de lo están haciendo y cuáles son las consecuencias de lo que estás publicando: a quién le puede llegar, como personas no deseadas. La idea es generar la capacidad de ser críticos, con la tecnología y los medios digitales, en general”, sostiene.

En cuanto a los casos de acoso y bullying que se dan dentro de Instagram y otras redes sociales.

“En estos casos, nos parece muy importante, también, el papel de los testigos, aparte del agresor y la víctima. Un observador, un bystander. Si supiéramos el valor que tiene, que todos juntos decidamos, no involucrarnos, por ejemplo, en una violencia a una persona, eso es un acoso de un violento, a alguien. Los bystanders tenemos un poder fundamental, que todos lo tenemos que tener de manera consciente, cuando navegamos en las redes sociales.

“En el caso de Villa Gesell, hubo gente que estaba filmando cómo le pegaban. Yo no tengo la respuesta, pero está bueno cuestionarlo. ¿Cuál es el rol de las redes sociales, en esto? ¿Se podría haber cambiado para mejorar la situación? El que pasó por ahí, en vez de ayudar a Fernando, lo filmó”.

A su vez, Instagram elaboró dos guías/kits -avalados por Chicos.Net- para discutir y analizar estas cuestiones, en relación a nuestro consumo y acciones en las redes sociales. Hay una creada para padres y, otra, para los adolescentes.

Natalia Paiva, la directora de Políticas Públicas de Instagram Latinoamérica, enumeró que el proyecto Digital Sin Presión tiene los objetivos claros: generar recursos con educación, ayudar a los padres y adolescentes.

“Lo importante es qué dejás de hacer para estar en la aplicación más tiempo. Hay un tiempo para conectarse y uno para desconectarse. Nuestro plan es sacar lo mejor de la plataforma, que brinda conexión, expresión y el compartir. Hay que concentrarse en el valor de las redes sociales y no en el tiempo que pasa sin hacer nada”, asegura Natalia.

Instagram realizó investigaciones acerca de los usos de sus usuarios y, a través de encuestas, que determinaron que las personas no terminan bloqueando a alguien que realmente les molesta en las redes sociales, ya que no se animan.

Frente a esto, la plataforma creó la herramienta “restringir”. Con esta opción, se pueden restringir comentarios pendientes y mensajes.

A su vez, se elaboró, para los casos de cyberbullying, una opción diferente: cuando alguien esté por publicar un insulto o comentario abusivo u ofensivo, Instagram le generará una advertencia. “¿Estás seguro de publicar esto?”.

Son estos elementos que, poco a poco, van dejando de lado las malas experiencias dentro de la plataforma, para muchos usuarios.

En definitiva, es un camino largo y lento, pero posible. Y eso es lo más importante, para las nuevas generaciones. “En la mesa, nos tenemos que sentar todos: las empresas, las organizaciones, las ONGs, el Estado, filósofos y más. Durante mucho tiempo, la sociedad se alucinó con los chicos programadores de apps. Eso sólo no basta: tenemos que volver a los orígenes”, concluye Marcela, de Chicos.Net.

VER MÁS: Neuquén: por primera vez, condenaron a un hombre por grooming