2018-09-10T15:17:19-03:00

Por Sofi Dalesio

Tener mucho seguidores en las redes sociales es algo que obsesiona a muchos, debido a los múltiples beneficios que parece tener. No paramos de ver personas que se convierten en influencers solo por superar cierta cantidad de followers, y que muestran una vida llena de diversión, lujos y, en especial, cosas gratis.

Por otro lado, también están quienes quieren que sus trabajos y emprendimientos sean más reconocidos y que lleguen a miles de personas. Acá se pone en juego salir del anonimato para proyectarse como un mejor profesional y conseguir más ventas o reconocimiento.

Esto hace que varias personas empiecen a cuestionarse el poder de las redes y quieran intentar llegar a tener esa fama virtual. Debido a esto, se creó un “mercado negro” de seguidores falsos. Hay aplicaciones y empresas que te ofrecen  una cantidad de followers o likes a cambio de una suma no tan alta de dinero.

Por lo general, se pueden conseguir paquetes de mil hasta 10 mil seguidores por no más de 20 dólares. Para algunos, se trata de una cantidad de plata que consideran importante gastar con tal de que los números le crezcan.

 

En octubre de 2017, la agencia española Human To Human (H2H) decidió hacer un experimento y construir a una falsa influencer, a través de métodos truchos de crecimiento en las redes. Para eso, contrataron a la actriz Almudena Ripamonti y durante cuatro meses le hicieron creer a un montón de marcas y personas que se había convertido en una instagrammer famosa. Así, dejaron al descubierto lo fácil que es engañar a través de la compra de seguidores, likes y comentarios pero las desventajas que puede traer tomar esta decisión.

Detrás de todo este negocio y carrera por la “fama”, aparte de la cuestión moral y ética, hay un montón de desventajas que hay que tener en cuenta antes de tomar una decisión de este estilo.

1- Baja tu alcance 

Por lo general, cuando comprás seguidores o fans, se tratan de cuentas falsas que no tienen interacción o de personas a las que realmente no les interesa tu contenido. Estás simplemente comprando números. En ese sentido, hay que prestarle importante atención al algoritmo de Instagram o Facebook: ambas redes muestran tus posteos a aquellas personas que están mas afines a lo que publicás y a aquellos followers recientes.

De esta manera, lo que va a ocurrir es que puede que tus publicaciones le aparezcan a estas cuentas que no van a interactuar ni likear, por lo que cada vez el engagement va a bajar más y va a ser que se pierda ese contenido. Vas a “destruir” el alcance de tus posts y solo pocos de tus verdaderos y fieles seguidores van a llegar a ver lo que subís.

2- Es fácil atrapar a aquellos que mienten

Encontrar los usuarios que tienen followers con cuentas falsas no es una tarea complicada. Por empezar, aquellos que te siguen hace años, van a saber cuando hay un cambio brusco en la cantidad de seguidores que tenés. Por otro lado, hay herramientas que hacen más fácil este trabajo y analizan tus seguidores para ver cuántos de ellos son falsos.

7 desventajas de comprar seguidores falsos y cómo crecer en las redes sin mentirle a nadie - Imagen

3- Las marcas te van a descubrir

Suelen pedir clippings, es decir, información de la estadística y alcance de aquellas cosas que hicieron en conjunto. Así que si los números son bajos o falsos, van a darse cuenta enseguida y vas a perder confiabilidad.

Además, cada vez hay más aplicaciones o empresas que te permiten monitorear la actividad de cada cuenta. Para ellos también será sencillo descubrir si hay fraude detrás, en especial ahora, que están alertas de la cantidad de personas que deciden pagar por hacer crecer sus números.

4- Pueden eliminarte la cuenta

El “Shadow Ban” es una penalización que pone Instagram cuando cataloga a tu cuenta como spam. Así, reduce drásticamente el alcance de tus publicaciones pero vos nunca te enterás, ya que al app no notifica sobre la decisión que tomó.

Instagram suele tomar este tipo de decisiones, justamente, luego de que detecta que tenés seguidores falsos o usaste métodos fraudulentos para que tu cuenta crezca.

5- Lo bueno dura poco…

Instagram siempre trata de implementar nuevos métodos para combatir estos fraudes. Por eso, uno de los mayores ajustes que hizo en su plataforma, es eliminar gran parte de las cuentas que son perfiles falsos o bots.

Esto significa que, de un día al otro, podrías perder a todos aquellos seguidores falsos. Esto no solo significaría quedar expuesto frente a tus seguidores, sino que también implica una gran pérdida de dinero.

6- ¡Cuidado con el spam!

Hay programas que, para hacer que crezcan tus followers, dejan comentarios y likes en fotos de cuentas que usan determinados hashtags que vos elegís. Esto hará que parezca que estás todo el tiempo comentando mensajes pre-programados y poniendo “me gustas” en posteos random, lo que puede llegar a generar mala reacción de la gente y hasta que te oenalicen desde la lisma red social por spam.

Cuidado con este tipo de decisiones, porque pueden tirar a la basura tus largos meses de trabajo en tus perfiles.

7- Vas a perder reputación

Lo moral es algo relativo según la visión personal de cada uno. Sin embargo, hay muchas personas que consideran la práctica de comprar seguidores como algo malo y creen que se quiere ganar popularidad a cualquier precio.

Por eso, si hay personas que descubren esto, podrías bajar tu integridad y reputación en las redes. Esto definitivamente no es bueno para ganar credibilidad ni una buena imagen tanto para tu público como para potenciales marcas y clientes.

Hacé un esfuerzo para no meterte en el juego de los números ni dejar de compararte con otras cuentas. En lugar de eso, intentá construir una comunidad de personas que están interesadas en tu trabajo, en vos y en lo que ofrecés.

7 desventajas de comprar seguidores falsos y cómo crecer en las redes sin mentirle a nadie - Imagen 1

Buenas prácticas para hacer crecer tus redes:

1- Enfocarte en tu contenido y siempre tratar de innovar. Pensar en formas distintas de mostrar lo que hacés y sorprender a tus seguidores, ya sean muchos o pocos.

2- Escuchar a quienes te siguen. A veces ellos hacen pedidos de cosas que les gustaría ver y es interesante que se cree una comunidad en la que haya un ida y vuelta. Contestar mensajes privados también es bueno para crear cercanía.

3- Ser fiel a vos mismo y hacer cosas que te gustan de verdad. No sigas modas ni hables de temas de los que realmente no sabés o no te gustan.

4- Cumplí tus promesas. Si avisás que vas a hacer una transmisión en vivo en un día y un horario específico, hacelo. Que la gente se acostumbre a que te tomás todo con respeto y profesionalismo. Lo mismo ocurre cuando haces algún concurso o consigna. No juegues nunca con tu palabra.

5- Subí regularmente contenido y no dejes pasar meses sin actividad en tu cuenta. Luego de unos días, la gente se olvida y sigue a otros perfiles. Es importante que siempre te muestres con cosas interesantes. Organizate para lograrlo.

6- Unite con otras personas que tengan seguidores o contenido similar al tuyo. Pueden colaborar con historias, videos o hasta concursos en conjunto, lo que va a crear una reciprocidad que va a verse reflejado en la actividad de tu perfil.

7- Si compraste seguidores y después de esto te arrepentiste, hacé que esas cuentas te dejen de seguir, así podés recuperar tu engagement y empezar a construir una comunidad sincera.