2018-08-03T16:24:13-03:00

No tenés tiempo, te da fiaca vestirte con ropa deportiva, correr más de cinco minutos puede ser todo un logro. Sí, ya lo sabemos, no sos la persona más deportiva del mundo. Pero también pensás que así jamás podrías ponerte en forma. ¡Error! Encontramos algunos trainings que son aptos para incluso lo más perezosos. ¡Acá te contamos!

Ir al gimnasio puede ser una tortura…

 

Ejercicios de respiración

Para fortalecer el área abdominal alcanza con respirar. Sí, como leíste. Pero, además, ciertos ejercicios respiratorios pueden tonificar el suelo pélvico. Una técnica simple es estirarse hacia arriba, con las piernas levemente separadas a ancho de caderas, mientras intentamos crecer como si una cuerda tirara nuestra cabeza hacia arriba.

Luego, encorvá suavemente la espalda, arquea los codos hacia afuera e inclina el cuerpo hacia delante, como si quisieras apoyarte sobre las puntas de los dedos de los pies. En esa postura, respirá por la nariz y expulsalo por la boca tres veces.

En la última respiración, vaciá por completo los pulmones y quedate aguantando la respiración por 10 segundos. Repite el ejercicio tres veces.

Los mejores ejercicios para los que odian ir al gimnasio - Imagen

Caminatas

Algo que todos podemos cumplir es caminar. El secreto acá está en ir progresando de a poco y hacerlo por lugares que nos den placer. También podés incorporar la caminata a tu rutina: bajarte antes del colectivo, usar menos el auto, aprovechar los domingos para caminar por zonas verdes.

Lo ideal es que sean caminatas de 30 minutos con una frecuencia de tres veces por semana y a paso “ligero”. Pero si lo incorporás en el día a día, podés descargarte una app de cuenta pasos para saber cuánto caminás por día y comparar cuánto progresaste desde que empezaste.

Bailar

Uno de los más divertidos es bailar. Poner tu música favorita y mover el esqueleto puede ser hasta relajante. Las canciones más arriba, como los clásicos de los ´90, pueden hacerte gastar hasta 200 calorías por hora. Poné una playlist bien up, aprovechá esos 60 minutos para conectarte y desestresarte mientras movés todo tu cuerpo.

Ejercicios de postura y stretching

Antes de levantarte de la cama, estirá todo tu cuerpo mientras te desperezás. Respirá hondo y tratá de sentir cada parte de tu cuerpo. Empezar el día con algunos ejercicios de estiramiento y elongación harán que te llenes de energía. Luego de 8 horas de sueño, es importante que el cuerpo se ponga en movimiento de a poco y qué mejor que haciéndolo de una forma consciente.

Hacer algunos de estos ejercicios durante la jornada, incluyendo los de postura, fortalece tus músculos y mejora tu espalda. Acá te dejamos algunos para que hagas desde la silla de tu oficina.

Los mejores ejercicios para los que odian ir al gimnasio - Imagen 1

VER MÁS: 8 ejercicios para mejorar la postura mientras estás en la oficina