2021-11-19T19:12:02-03:00

Mavys Álvarez Rego, la mujer cubana que denunció haber sufrido violencia de género por parte de Diego Maradona, contó al medio Infobae su experiencia con él cuando ella tenía 17 años.

“Mi mamá vino a verme a la casa donde estábamos en La Habana y (Diego Maradona) no le quiso abrir la puerta. Mi mamá tocó la puerta de la habitación y él no quiso abrir. Él me tapó la boca para que yo no gritara, para que yo no dijera nada y abusó de mí. Me violó. Eso fue lo que pasó” reveló Álvarez, y agregó: “Nunca abrió la puerta. Mi mamá estuvo tocando, bajaba, volvía, subía y tocaba y lloraba detrás de la puerta porque sabía que estábamos ahí. Él nunca le abrió hasta que se tuvo que ir porque no le abrió. No me dejaba gritar. Me decía ‘callate la boca, callate la boca'”.

Mavys Álvarez: “Maradona me violó mientras mi mamá lloraba detrás de la puerta” - Imagen 1

Álvarez contó que “esta es la primera vez que vengo a Argentina después del 2001, cuando vine con Diego. Ahora pude recorrer un poco, en aquella oportunidad no había podido ver nada. Estaba secuestrada”. En esta ocasión, vino al país a declarar como testigo ante la Justicia en la causa que se inició tras su denuncia por trata de personas.

La denuncia había sido hecha ante la PROTEX -el ala de la Procuración que investiga delitos de trata- por Fernando Míguez, de la ONG Fundación por la Paz y El Cambio Climático. A la declaración, en cámara gesell, concurrió asistida por los abogados Gastón Marano y Marcela Scotti. El expendiente está en manos del juez federal Daniel Rafecas y tiene a cinco personas acusadas que integraban, en ese entonces, el entorno de Maradona:Carlos Ferroviera, Gabriel Buono, Omar Suárez, Mariano Israelit y Guillermo Coppola.

Mavys Álvarez: “Maradona me violó mientras mi mamá lloraba detrás de la puerta” - Imagen 2

Álvarez definió como “traumática” su estadía anterior en Argentina porque “tenía que pedir permiso para todo lo que pudiera hacer o no. No salía de mi habitación. Tenía seguridad pero no para poder moverme con libertad sino para no moverme”.

Ella estuvo en el país, traída por Maradona y su entorno, desde noviembre de 2001 hasta febrero del año siguiente. El objetivo del viaje era presenciar el partido homenaje a “El Diez” que se realizó en La Bombonera y regresar a Cuba. Pero se extendió en el tiempo porque, según su relato, el jugador de fútbol la obligó a hacerse una cirugía para agrandarse los senos a pesar de que no era su intención. Esa intervención no contó con el consentimiento de ninguno de sus padres, un requisito fundamental en este país, siendo menor de edad.

También necesitaban la autorización de los padres para que Álvarez pudiera salir de la isla siendo menor, pero eso no ocurrió. La víctima contó que “Diego y yo fuimos a ver a Fidel (Castro) porque se le había ocurrido anteriormente tratar de traerme en una caja” y señaló que “(Fidel Castro) me da la salida, da la aprobación de la salida, no hizo falta nada, ni mamá, ni firmas ni de mi papá, o sea no hizo falta”.

Mavys Álvarez: “Maradona me violó mientras mi mamá lloraba detrás de la puerta” - Imagen 3

Drogas, alcohol y adicciones

Mavys Álvarez reveló que Maradona la ingresó en el mundo de las drogas. “El me fue metiendo en su mundo de la adicción. A mí no me interesaban las drogas, no fumaba, no me drogaba, no tomaba. Poco a poco me introdujo en el alcohol. Después insistió en que consumiera”, describió.

“Un día se va de viaje, me deja el plato con dos rayas ya preparadas para que yo lo consumiera. Yo no toqué nada”. contó, y agregó que cuando Maradona vio que no había consumido la insultó y le gritó: “Me decía que por qué razón no probaba, que eso realmente me iba a ayudar y que él quería que yo aguantara con él toda la madrugada. Y bueno… al final tanto insistió que la pruebo”.

Además, narró cuando se dio cuenta que se había convertido en adicta: “Un día que me dio la (cocaína) pura y me dio una arritmia cardíaca muy fuerte, que no podía respirar y tenía muchas palpitaciones (…) Me acuerdo que tuve que sacar la cabeza por la ventanilla porque no podía respirar dentro del auto. Y Diego me dice: ‘Tranquila, no pasa nada che, tranquila, saca la cabeza, respira’. Ese día fue que me di cuenta de que ya está, estaba fuerte pero ya empezaba a necesitar”.

Mensaje para las hijas y los hijos de Maradona

Por último, Álvarez les envió un mensaje a la familia del jugador de fútbol: “Me gustaría decirles que me disculpen si mi confesión les hace sentir mal. No lo hago con ese objetivo. Lamento que les pueda llegar a hacer daño con mis palabras. Pero fue lo que viví. Ojala no lo hubiera tenido que vivir de esa manera. Es fuerte, entiendo eso. Estoy convencida de que debe haber sido un padre maravilloso con sus hijas. Pero esta es mi historia, lo que yo viví. No puedo decir otra cosa”.