2020-12-09T09:20:22-03:00

Los investigadores creyeron que una chica, de 16 años, se había quitado la vida tras ser encontrada muerta con un cable en el cuello, pero se trataba de un femicidio. Ahora, la Justicia detuvo al novio de 22 años.

El hecho ocurrió el fin de semana en una vivienda ubicada en la calle Dr. Muñiz y Padre Salvaire, en la provincia de Buenos Aires.

Al practicar la autopsia del cuerpo se confirmó que la muerte fue por “estrangulamiento y/o asfixia mecánica” y no como se creía en un comienzo.

Ante las pruebas, el fiscal del caso cambió la caratula a “femicidio agravado” y se ordenó la detención del novio, de 22 años, quien fue la última persona que la vio con vida.

VER MÁS: “No alquilo a gays”, le dijo un propietario a un turista