2020-06-17T11:34:06-03:00

A raíz del aislamiento por el coronavirus, un chico de 24 años se quedó varado en Bariloche y una familia le dio asilo. Finalmente, el joven violó a la hija de 11 años de la familia y confesó el abuso.

Al sentirse acorralado, el violador acordó un juicio abreviado y le dieron la pena mínima. Los jueces avalaron el acuerdo entre las partes y condenaron a Jonathan Leonel Alarcón a 8 años de prisión por abuso sexual simple y abuso sexual agravado por acceso carnal contra una menor, aprovechando la situación de convivencia.

La cuarentena por la pandemia sorprendió a Alarcón mientras se encontraba de viaje en el sur y lo obligó a postergar el regreso que tenía previsto a la ciudad de La Plata. Sin embargo, su estadía no fue bien agradecida ya que violó a la menor de edad, quien rompió en llanto y le contó a su madre.

De acuerdo a su testimonio en ese momento, que ratificó después a través del sistema de cámara gesell, Alarcón esperaba a que su mamá se durmiera para abusar de ella. En algunas situaciones la manoseaba, pero también llegó a violarla en por lo menos tres oportunidades.

Tras el informe médico que confirmó las lesiones sexuales, el violador admitió su responsabilidad ante la Justicia de Río Negro y el caso se resolvió días atrás en un juicio abreviado.

VER MÁS: Un cardenal español dijo que una vacuna contra el coronavirus fue hecha a base de “células de fetos abortados”