2020-06-02T14:02:39-03:00

El Tribunal Oral en lo Criminal 7 de Lomas de Zamora dictó la condena máxima para Marcos Esteban Bazán, de 34 años, único condenado por el femicidio de Anahí Benítez, en 2017.

“La condena es prisión perpetua no hay una calificación intermedia como hubo al principio. Tanto la fiscalía como nosotros consideramos que fue, por el lado de la fiscalía coautor, y nosotros partícipe necesario de los tres hechos de los que se lo acusa. Por lo cual, la única pena es la prisión perpetua”, dijo Guillermo Bernard Krizan, el abogado de la familia en diálogo con la TV Pública.

“A diferencia de lo que dicen las Organizaciones, que son más que respetables, consideramos que Bazán es parte de todo lo que le pasó a Anahí. De hecho hay tres personas más que se están investigando en una instrucción en la UFI número 2 de Lomas de Zamora para dar con las otras personas que participaron”, opinó, en referencia al pedido de la Comisión Verdad, Justicia y Transparencia por Anahí Benítez, en el cual pedían la nulidad del juicio y una nueva investigación.

Le dieron prisión perpetua a Marcos Bazán, el femicida de Anahí Benítez - Imagen

Y agregó: “Yo siempre dije que Bazán y Villalba no pudieron llevar a cabo todo esto, que hay más. Bueno, ahora vamos por eso. Digo que faltan pruebas para tratar de dar con los otros autores, lo de Bazán ya fue juzgado y probado”.

El miércoles pasado los jueces Elisa López Moyano, Roberto Conti y Roberto Lugones solo dieron a conocer su veredicto condenatorio para el dueño de la casa donde se cree que Anahí fue retenida, drogada, violada y asesinada, y anunciaron que este martes informarían la sentencia -la pena y el delito-, y los fundamentos.

Lo cierto es que la familia no quedó del todo satisfecha con la condena, ya que dicen que hay más personas involucradas en el crimen de Anahí. Además, objetan la inimputabilidad de Marcelo Villalba, de 42 años, quien fue declarado como “psicótico”, a pesar de reconocer su culpabilidad.

La hipótesis de la fiscalía para la sentencia fue que Anahí conocía a Bazán por el interés que ambos compartían por la naturaleza y por sus inclinaciones artísticas. A raíz de esto, el imputado la secuestró, la retuvo en su casa, la drogó con “burundanga” y ahí fue violada por Villalba. Al verse acorralada por la búsqueda, la terminó matando.