2019-12-23T14:53:28-03:00

A raíz de algunas quejas, tapiaron el mural de un feto (un bebé a punto de nacer, según la artista) en la Maternidad del Hospital Piñero por ser “violencia simbólica” hacia las pacientes.

En una entrevista con Infobae, la pintora Liset Feider, confesó: “Me siento como si el tablón me lo hubieran puesto a mí. Me da miedo cómo se instala la censura”. El cuadro fue solicitado por la dirección del hospital que había aprobado el boceto que luego censuró.

“En Maternidad, ¿quiénes son los pacientes? Las madres y los niños por nacer, hasta dónde yo sé…”, opinó Feider, sobre el mural que está ubicado en el barrio de Flores, Capital Federal. “Si el director me hubiera ofrecido el Pabellón de Cardiología hubiera dibujado un corazón”, agregó.

Taparon el mural de un feto en la Maternidad del Piñero por ser “violencia simbólica” - Imagen

La artista contó que la idea del “bebé por nacer” surgió a partir de la presentación de distintos bocetos que fueron aprobados por la cúpula del hospital. “Le presenté diferentes bocetos y fueron seleccionados 3, uno para el interior, que representa a una madre con un niño de 2 años más o menos, y otros dos para la fachada: una mujer embarazada y un niño por nacer, en avanzado estado de gestación; y yo respeté totalmente los bocetos”, contó.

A partir de la inauguración el 6 de diciembre, los primeros comentarios fueron de elogios hacia la obra.  “qué lindo”; “felicitaciones”; “muchas gracias”, entre otros.

Pero dos días después, Feider empezó a recibir sugerencias de la misma dirección de que había que modificar el dibujo. “Estamos teniendo muchos problemas”, fue la excusa de la dirección.

“Estuve 4 ó 5 horas haciéndole modificaciones: que el cordón umbilical era celeste, mejor cambiarle el color, que le pusiera hojas verdes, ‘ponele mucho verde’, me dijeron; no tengo problema con eso: el color verde es de todos”, comenta.

Taparon el mural de un feto en la Maternidad del Piñero por ser “violencia simbólica” - Imagen 1

Luego, reveló que le pidieron que el feto tenga cabello y ojos abiertos para que no se notara qué era. Y la última indicación fue: “Tiene que desaparecer”. “Yo no puedo autocensurarme”, fue la respuesta de Feider.

Con el correr de las horas, se supo que las primeras protestas vinieron del CeSAC de Flores, un organismo dependiente del Gobierno de la Ciudad. Los CeSAC, Centros de Salud y Acción Comunitaria, están destinados a la atención primaria de la salud en la ciudad y trabajan en coordinación con los hospitales.

En forma anónima, trabajadores del CeSAC de Flores explicaron a Página 12 sus razones para rechazar el mural: “Dentro del hospital se fue batallando el derecho al aborto legal, no fue fácil conseguir que atendieran a las mujeres que llegan en situaciones de urgencia”.

Taparon el mural de un feto en la Maternidad del Piñero por ser “violencia simbólica” - Imagen 2

“Se decidió pintar una figura que hace alusión a un feto, y eso simbólicamente es violento para las personas que transitan el pabellón donde hay multiplicidad de situaciones”, expresaron.

“¿Qué pretenden? -dice- ¿Llevarlas a abortar con un pañuelo en los ojos para que no vean el retrato de una embarazada feliz?”, se preguntó Feider ante la presión del CeSAC.

VER MÁS: Amar a tu hijo pero aún así poder arrepentirse de tenerlo