2019-06-27T16:59:58-03:00

Una mujer embarazada recibió un disparo en su panza, que mató a su bebé. Ahora, se encuentra imputada por el asesinato de su propio hijo. El increíble caso ocurrió en Alabama, Estados Unidos.

Marshae Jones estaba transitando el quinto mes de embarazo, cuando otra mujer le disparó. La discusión se centraba por un hombre y el padre del pequeño que se encontraba en su panza. La pelea sucedió en diciembre pasado, pero ahora la están acusando por la muerte de su propio hijo no nacido.

VER MÁS: Una docente será trasladada “preventivamente” por usar lenguaje inclusivo

Video relacionado: el aborto es ahora ilegal en Alabama, Estados Unidos avanza contra la despenalización

Alabama: una mujer embarazada fue baleada, perdió a su bebé y ahora está imputada por homicidio involuntario

La mujer, de 27 años, sobrevivió al tiroteo, pero generó en un aborto espontáneo. El jueves pasado fue sentenciada por homicidio involuntario, por un gran jurado. “Fue la madre de la criatura quien inició y continuó con la pelea, que resultó en la muerte de su propio bebé no nacido”, sostuvo.

Alabama es uno de los 38 estados con leyes que clasifican fetos como víctimas en homicidios o asaltos. En este estado, un feto, en cualquiera de sus estados, es tomado en cuenta como una “persona”.

Recordemos que, en Alabama, aprobó, recientemente, la ley estadounidense más restrictiva en cuanto al aborto. La medida sólo permite la interrupción del embarazo en el caso de serio riesgo para la vida de la madre. Se pena con hasta 99 años de cárcel a quien ejecute el procedimiento.

VER MÁS: La historia detrás del beso entre dos jugadoras en el Mundial femenino