2019-06-17T12:57:45-03:00

Las 23 jugadoras de fútbol seleccionadas para disputar el Mundial de Fútbol Femenino de Francia 2019 no se dedican exclusivamente al deporte, ya que los sueldos son muy bajos. La mayoría tiene otro puesto laboral para subsistir, muy por el contrario del pasar de los jugadores masculinos. ¿Cómo es el presente de cada una de ellas?

Una encuesta de Global Sports Salaries, del año pasado, demostró que el sueldo de Neymar en el Paris Saint Germain de 43,8 millones de dólares equivale al salario de 1693 futbolistas mujeres.

En el caso argentino, la AFA le paga 300 pesos por cada entrenamiento a las jugadoras. Les de un viático diario de 150 pesos o 25 dólares si es en el exterior. Si se trata de un club, el salario ronda en los 5000 pesos aproximadamente.

VER MÁS: Acusaron a Cuba Gooding Jr. de abuso sexual y él se entregará a la Policía

Video relacionado: comenzó el Mundial de Fútbol Femenino 2019

Así es el presente de las jugadoras de la selección nacional femenina de fútbol

La figura sobresaliente del último partido, la arquera Vanina Correa, tiene 35 años y trabaja es cajera de supermercado de Rosario, su ciudad natal. A su vez, juega en Rosario Central. La otra arquera, Gabriela Garton, tiene 29 años y es becaria doctoral de Sociología del CONICET. Su club es Sol de Mayo, de San Luis. A su vez, es licenciada en Estudios Hispánicos.

La defensora Virginia Gómez, de 28 años, se encuentra desempleada actualmente. Proviene de orígenes muy humildes, recolectaba y vendía cartón, luego trabajó como bachera, cocinera y cajera de un bar. Adriana Sachs, de 25 años, es empleada de limpieza y juega en UAI Urquiza.

Aldana Cometti, de 23 años, trabaja en la mercería de su familia, en el barrio porteño de Caballito. Ruth Bravo, de 27 años, es atleta de una marca deportiva norteamericana y juega en el Club Deportivo Tacón, de España. Anteriormente, trabajaba como empleada de panadería.

Miriam Mayorga, de 29 años, fue descubierta por UAI Urquiza, su club actual. Este le brindó un departamento para vivir y una beca para estudiar medicina. Ya terminó la carrera y planea dedicarse a ella cuando se retire del fútbol. Lorena Benítez, de 20 años, tiene un puesto en el Mercado Central de Buenos Aires y también se dedica al reparto de alimentos. Juega en Boca y en Kimberley, en futsal.

Belén Potassa, de 30 años, se recibió de directora técnica de fútbol y es atleta de una marca norteamericana de fútbol. Trabaja como recepcionista en una universidad.

VER MÁS: Tiene 18 años, se fue a cursar a Ciudad Universitaria y desapareció