2019-04-16T17:22:52-03:00

En el marco del evento “Menos mitos, más datos. Experiencias e información para romper la brecha de género en Ciencia y Tecnología”, se presentó un estudio realizado en conjunto por INTAL-BID y Chicas en Tecnología, con datos que analizan y retratan la baja participación de mujeres en carreras asociadas a Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática (CTIM) en Argentina, así como sus obstáculos para desarrollarse profesionalmente en estas áreas.

Concretamente, entre el 2010 y el 2016, se registró un 33% de mujeres y un 67% de varones estudiantes, según el relevamiento de más de 1.700 títulos de pregrado, grado y posgrado CTIM, tanto en universidades públicas como privadas del país.

Mujeres y tecnología: ¿cómo revertir la brecha de género? - Imagen

Durante la charla organizada por Chicas en Tecnología, en conjunto con INTAL-BID y Mercado Libre, se intentó visibilizar la brecha de género existente en la industria tecnológica y científica, así como las barreras para el desarrollo profesional y académico de las mujeres argentinas, con la presentación de datos esclarecedores sobre esta realidad.

Melina Masnatta, co-fundadora y directora ejecutiva de Chicas en Tecnología, comentó: “Como ONG abocada al tema, vemos iniciativas y esfuerzos por parte de distintos sectores. Por eso, desarrollamos este encuentro que los reúne a todos con el objetivo de generar la sinergia necesaria para crear una nueva realidad para la generación de mujeres en ciencia y tecnología que está por llegar. Ellas ya se se están preparando y si no impulsamos el cambio cultural necesario para recibirlas, nos perdemos su talento y su visión”.

Y agregó: “Asimismo, creemos que es importante entender por qué hay tan pocas mujeres en carreras en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática. El avance tecnológico y cientí?co de los últimos tiempos resulta una oportunidad para generar la inclusión y participación plena de mujeres en estas áreas así como también la creación de impacto económico y social”.

La reducción de la brecha requiere un cambio cultural

La economista y politóloga Ana Basco, especialista en integración del Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe del Banco Interamericano de Desarrollo, aseguró: “Realizamos este estudio porque entendemos que es fundamental contar con datos concretos que reflejen la realidad de nuestro país y sus protagonistas. Entender los obstáculos y barreras a las que nos enfrentamos y que demoran la verdadera inclusión, tanto en el mundo de la educación y la investigación, como en el mercado laboral formal. Con la información relevada, podremos trabajar sobre un cambio cultural que responda a las necesidades y realidades de nuestro país como un conjunto”.

¿Cómo pueden articular las empresas ese cambio?

En el caso Mercado Libre, Guadalupe Marin, Head de Sustentabilidad, aseguró: “Creemos que las empresas tenemos un rol muy importante en relación a la diversidad. El desafío es doble, hacia afuera, tenemos que trabajar y articular esfuerzos junto a otros actores de la sociedad civil y del ámbito público para ayudar a construir más y mejores trayectorias en ciencia y tecnología para las mujeres. Además, facilitar proyectos que les permitan animarse a explorar la tecnología, no sólo como usuarias, sino también como creadoras, profesionales y emprendedoras. Por otro lado, hacia adentro, tenemos la inmensa tarea de generar los cambios necesarios para crear entornos de trabajo más diversos, espacios para que las mujeres puedan desarrollarse profesionalmente sin estar condicionadas por las barreras que históricamente han encontrado”, sostuvo Guadalupe Marin, Head de Sustentabilidad de Mercado Libre, quien moderó el panel.

VER MÁS: #DiadelaProgramadorA: las mujeres también forman parte de la tecnología