2019-03-28T18:17:43-03:00

El INDEC publicó este jueves el nuevo número de desempleo que alcanzó el 9,1%. A partir de estos datos se registró un alarmante número sobre la creciente desocupación entre mujeres jóvenes y de bajos recursos.

La tasa de desocupación fue mayor en mujeres con un 10,2%, mientras que en varones alcanzó un 8,2%. A esto se le suma que más del 40% de los hogares de Argentina son sostenidos económicamente por mujeres.

Una tasa de desempleo que creció 2 puntos en un año

El índice de desocupación pasó del 7,2 % al 9,1% de la población activa urbana según los datos del INDEC del cuarto trimestre del 2018. Son en total 1.752.000 de personas desempleadas en los principales centros urbanos del país, 417.000 más que en el mismo período de 2017.

La mayor tasa de desempleo de mujeres en 12 años - Imagen
Observatorio de Mujeres basado en datos del Indec.

Por otra parte, al aumento del desempleo se le suma el crecimiento del trabajo informal y la subocupación. A esto se le suma que la asfixiante coyuntura económica arroja a muchos trabajadores en blanco hacia la búsqueda de un segundo o tercer empleo para paliar la crisis.

 

La mayor tasa de desempleo de mujeres en 12 años - Imagen 1
Observatorio de Mujeres basado en datos del Indec.

Las mujeres, las más afectadas por la desocupación

En este contexto, hay sectores particularmente afectados. Las mujeres, por ejemplo, tienen una desocupación del 10,2%, mientras que los varones 8.2%. Estos datos se agravan para las mujeres jóvenes de hasta 29 años, rango en el que se duplica el índice ascendiendo al 21,4%.

Si bien el informe del organismo nacional también da cuenta de un alto nivel de desempleo entre los varones jóvenes (15,4 por ciento), la falta de trabajo entre las mujeres de menor edad es altamente significativo: una de cada cuatro no consigue trabajo, a pesar de necesitarlo y estar buscándolo de manera activa.

La mayor tasa de desempleo de mujeres en 12 años - Imagen 2
Observatorio de Mujeres basado en datos del Indec.

 VER MÁS: Argentina: la pobreza alcanzó su pico más alto de la última década