2019-03-26T14:36:41-03:00

Durante el encuentro de la 1° fecha de la Liga local entre Marquesado y San Martín, los hinchas agredieron a Rosana Paz, jueza de línea. Ocurrió cuando el equipo local ganaba 1 a 0 y un fallo del otro juez de línea desató la furia de la tribuna. Desde la hinchada le arrojaron un termo con agua hirviendo a Rosana, quien estaba parada de espalda a la hinchada. Al partido le restaba un minuto, que se siguió jugando, a pesar de las heridas provocadas a la mujer.

Paz relató que en el momento sintió un ardor en la espalda y dio aviso al árbitro. Como faltaba un minuto para terminar el encuentro, decidieron seguir el partido. Una vez finalizado, y ya en los vestuarios, al momento de sacarse la remera se dio cuenta de la gravedad de la herida.

Según pudieron constatar los médicos, las quemaduras le provocaron ampollas y ahora la mujer necesita de cuidados intensivos. “No tengo lesiones por el golpe, pero sí me tengo que cuidar de las infecciones en la herida”, dijo al medio local San Juan 8.

“Hay que terminar con esta violencia en las canchas. Ahora las familias van con miedo por estos actos y el fútbol debe ser una fiesta”, cerró.

VER MÁS: Frenaron un partido de fútbol femenino porque las mandaron “a la cocina”