2019-03-25T13:00:07-03:00

Una policía fue obligada a retirarse de su puesto laboral, tras realizar una denuncia de violencia de género contra su pareja, también miembro de las fuerzas de seguridad.

Según informó el medio Todo Noticias, la historia de María de las Mercedes Martínez decidió terminar con la violencia intrafamiliar de tantos años y denunció al padre de su hija, el subcomisario Notarfrancesco.

VER MÁS: La quiso ahorcar con un cable: “Yo no voy a ir preso, antes te voy a matar”

Video relacionado: ¿cuál es la diferencia entre abuso sexual, acoso y femicidio?

La violencia dentro de la Policía

La mujer fue miembro de las fuerzas toda su vida. Allí, conoció a su expareja: “Él era entrador, muy caballero, seductor. Empezamos a salir y yo quedé embarazada”. Sin embargo, él le explicó que no iba a hacerse cargo del bebé porque “le cortaba las alas con las mujeres”, cuenta a TN.

Luego, se reconciliaron, se fueron a vivir juntos y allí comenzó la violencia. Ella no le contó a nadie de la situación. Hasta que un día se hizo insostenible: la amenazó con un arma. Frente a esto, quiso separarse.

Comenzó a recibir fuertes amenazas de parte de él, diciéndole que iba a hacer que la echen de la policía si no volvía con él. Ella se mantuvo en su posición.

Es policía, hizo una denuncia de violencia de género contra un subcomisario y la echaron - Imagen

Sin embargo, cuando fue a realizar la denuncia por violencia de género en la comisaría, por conocerlo a él, no le hicieron el trámite. “Fue solamente ante la insistencia de mi papá, que me pidió que le hiciera escuchar al comisario los mensajes amenazantes en el teléfono que me había dejado, que aceptaron escucharme y asentar la denuncia, a regañadientes”, contó ella.

En vez de comenzar a investigar al subcomisario, le abrieron un sumario a ella, por exponer su vida privada en el trabajo. “Él tenía conocidos en Inteligencia, me llamaba después de cada llamado mío para comunicarme que sabían con quién había hablado o con quién me iba a encontrar. No te voy a dejar en paz hasta que volvamos”, siguió relatando María.

Actualmente, aún su expareja ya fallecida, no pudo recuperar su puesto laboral dentro de la policía.

VER MÁS: Un partido de fútbol mixto para pedir mayor igualdad en la cancha