2019-03-21T12:06:05-03:00

El Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Neuquén impartirá una reparación histórica para aquellas personas trans mayores de 40 años. El promedio de vida de una persona trans en Argentina (y en América Latina) es de 35 años.

Este programa provincial les brindará un aporte económico mensual y acceso a una obra social. De esta forma, intenta repararse el abandono y violación de derechos a la comunidad que se ha hecho de forma sistémica por parte del Estado

“Lo veníamos pensando desde el Ministerio de Ciudadanía hace tres años. Ahí funciona la Dirección Provincial de Diversidad desde donde hicimos el relevamiento de las personas trans en Río Negro y Neuquén, junto a la Universidad de Comahue y organizaciones de compañeras trans. En diciembre tuvimos los datos contundentes y escalofriantes de la situación en la que viven las compañeras y con eso empezamos a implementar el programa, que busca no sólo dar contención sino reparar. Recién en 2011 se derogaron los códigos de faltas que penalizaban el ‘travestismo‘”, dijo a Agencia Presentes Adrián Urrutia, de la Dirección Provincial de Diversidad.

Video relacionado

De esta forma, el programa que está articulado con organizaciones LGBT llegará, en un principio, a 38 personas que no tienen un trabajo formal. Sin embargo, este cupo no está cerrado y es compatible con otro tipo de pensiones. Asimismo, Ornella Infante, de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgénero de la Argentina (ATTTA), aseguró que esperan que se replique en otras provincias.

Según el informe de la Universidad Nacional del Comahue (UNC) y la Dirección Provincial de Diversidad, sólo el 3% de las personas encuestadas supera los 56 años. El 45%, en ambas provincias, tuvo dificultades para alquilar una vivienda, ya sea por la discriminación que padecen a raíz de su identidad, motivos económicos y sobreprecios. A eso se suman los obstáculos para acceder a la escuela: el 60% no completó la educación obligatoria.

VER MÁS: Ser chico trans: Cuando te dicen ella, los corregís y se enojan