2019-02-04T15:24:55-03:00

El pasado sábado la policía encontró a Camila Belén Camino muerta en Zárate, después de ser alertados por un llamado del 911. La chica, de 20 años, tenía un disparo en la cabeza y su pareja, Jonathan Hernán Genovese, dijo que se trataba de un suicidio. Sin embargo, las fuerzas de seguridad lo detuvieron y sospechan que fue un femicidio en contexto de violencia de género.

MIRÁ TAMBIÉN: ¿Qué es la violencia de género?

Aproximadamente a las 8 de la mañana del mencionado día la policía recibió un llamado en el que alguien alertaba sobre la presencia de un cuerpo en la calle Melillo, entre España y Juan B. Justo, en la ciudad de Zárate, en el noreste de la provincia de Buenos Aires. Las fuerzas de seguridad acudieron al lugar y hallaron muerta a Camila, con una herida de arma de fuego a la altura de la sien derecha.

Los investigadores pudieron determinar que la chica vivía a 50 metros de allí, en la casa 157 de la calle Melillo. Más tarde la fiscal Andrea Palacios, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de Zárate-Campana se presentó en la vivienda.

Las primeras pericias pudieron determinar que Camila murió por un disparo de arma de fuego a corta distancia, pero también presentaba golpes que correspondían a tiempo atrás. La policía halló junto a su cuerpo un revólver calibre 38, sin marca ni numeración.

Zárate: encontraron muerta a una chica con un disparo en la cabeza - Imagen

La familia de Camila identificó su cuerpo y aseguraron que ella era víctima de violencia de género. Por orden de la fiscalía, Genovese quedó detenido ya que su relato resultó “inverosímil”. Se había presentado en el lugar antes de que comenzaran las tareas de criminalística.

Zárate: encontraron muerta a una chica con un disparo en la cabeza - Imagen 1

El hombre tenía antecedentes por robo. Ahora fue imputado por “homicidio agravado en contexto de violencia de género” y hoy será indagado por la fiscal Palacios.

VER MÁS: Cuando el botón es todo menos antipánico