2019-01-21T11:16:13-03:00

En las últimas horas, y a través de las redes sociales, una chica denunció que fue violada por 6 hombres cuando tenía 16 años, en una fiesta privada en Playa Unión, Rawson, en la provincia de Chubut. El episodio de violencia sexual que narra la mujer ocurrió en el año 2012 y se agrava con una serie de amenazas y destratos que recibió después para amedentrar su palabra. Tras 7 años, y viviendo en otra ciudad a causa de lo ocurrido, la víctima se animó a contar el infierno que vivió.

“Habíamos ido a pasar la semana de la primavera con un grupo de siete amigas más. Fuimos a una fiesta que era en la casa de Robertino y Francesco Viglione y a poco tiempo de llegar perdí la consciencia y es ahí cuando una de mis amigas me encontró en una habitación siendo abusada por un grupo de cuatro varones: Ezequiel Quintana, Leo del Villar, Luciano Mallemaci y Robertino Viglione”, contó la víctima y agregó que Joaquín Pérez era testigo y que Tomás Soriano sostenía la puerta “evitando que alguien entre o que yo pueda salir”.

“Estaba en estado de shock y entre varias personas me intentaron calmar, como estaba desnuda, buscaron mi ropa que estaba desparramada en la habitación oscura y llena de camas donde sucedió la violación. En ese momento el dueño de la casa echó a todo el mundo de la fiesta, al grito de que no cuenten nada”, continuó su relato y agregó: “Al volver a Madryn tuve un intento de suicidio, me encontraron mi mamá y mi papá y les conté lo que pasó, me llevaron al médico e hicieron el protocolo para la atención integral de víctimas de violencia sexual”.

MIRÁ TAMBIÉN: ¿Por qué hay violaciones en manada?

Después, la víctima contó que comenzaron los intentos de los victimarios por callarla y provocarle miedo. “Robertino Viglione se comunicó conmigo pidiéndome que no lo denuncie porque sus padres se estaban por separar. Para lavar su nombre, Joaquín Pérez habló con mis papás mintiendo sobre su participación y confesando que me drogaron para someterme”, contó la mujer y agregó que una de sus amigas, días después, los encontró hablando entre ellos y escuchó cómo se tranquilizaban unos a otros porque aún la denuncia no estaba hecha.

“Lo que me pasó fue de público conocimiento y fui hostigada por todo mi entorno, al punto de tener que irme con mi mamá a vivir a otra ciudad, como si hubiera sido responsable de la situación. Desde ese momento estoy con tratamiento psiquiátrico y psicológico y gracias a todo este tiempo de intentar sanar es que hoy me siento lo suficientemente fuerte para poder contar mi historia”, sintetizó la víctima y agregó que ahora solo busca que se sepa qué tipo de personas son sus agresores. “Durante éstos años siguieron sus vidas impunemente mientras yo no tengo estabilidad emocional”, dijo la mujer y explicó: “Hoy tengo una red de contención enorme, no tengo miedo, no me callo más”.

La violaron 6 hombres cuando tenía 16 años y se animó a contarlo - Imagen

La denuncia de la víctima comenzó a circular en redes sociales y muchas personas que la conocen reprodujeron su palabra sin dar a conocer sus datos, si no más bien los nombres y las caras de los victimarios que hace siete años la violaron, la hostigaron, la amenazaron y la callaron.

Pronto comenzaron a aparecer mensajes de apoyo y muchas personas agregaron datos a la denuncia. Entre ellos, la usuaria Lola Arrut que contó una situación siniestra vivida tiempo atrás, que confirma todo lo que contó la víctima.

Tras compartir la denuncia, Arrut escribió: “Cuando pasó esto, yo hacía menos de un año que había vuelto a vivir a Madryn, después de 10 años de vivir en otras ciudades. Gracias a esos 10 años y a la diferencia de edad, no conocía a estos personajes “populares” y nefastos que andaban dando vueltas por Madryn y Trelew. A las 2 semanas del hecho, lleve la camioneta a lavar al lavadero que esta por San Martín, frente al Vea, en ese momento quien era el propietario era amigo de Joaquin Perez”.

La violaron 6 hombres cuando tenía 16 años y se animó a contarlo - Imagen 1

“Como la camioneta no estaba lista, me quedé tomando unos mates esperando a que la terminen y en eso llega Joaquín. Yo no lo conocía y él a mí tampoco. Y así y todo, empezó a contarle delante mío a su amigo todo lo que había pasado esa noche. Con tono canchero se jactaba de que lo había filmado todo y lo habían subido a Youtube, pero lo habían tenido que bajar por miedo a una denuncia. Nunca nombro a la chica, si a otros de los participantes”, contó Arrut.

“Escuché todo sin decir una palabra. No podía creerlo. Me dieron la camioneta y me fui a mi casa. Atónita. Al otro día ceno con amigas y les cuento lo que había escuchado y me entero que era la hermana de una amiga de ellas. Una nena de 16 años. Yo para ese entonces ya tenia 28. No lo pude creer. En ese momento no me acerqué jamás a contarle lo que había escuchado, por que me imaginaba el dolor que estaba atravesando, y por que se iban de la ciudad y supuse que querría dejar eso atrás”, continuó su relato.

Finalmente, la usuaria le pidió disculpas a la víctima por no haberlo contado en ese momento. “Doy fe de todo lo que dice la denuncia porque lo escuché de la boca de Joaquín Pérez: no me lo contó nadie. Te aplaudo por animarte a contarlo, por poner nombres y apellidos y espero que hacer esta denuncia publica alivie al menos un poquito el dolor que estos hijos de puta te dejaron”, sintetizó después.

VER MÁS: Violación en Miramar: estos son los cinco imputados