2019-01-04T11:59:43-03:00

Una de las primeras medidas de Jair Bolsonaro como presidente de Brasil fue borrar a la población LGBT de las políticas de derechos humanos. Es por eso que la LiGay de Fútbol Brasileña está muy preocupada.

Con apenas dos años de vida, la liga cuenta con 16 equipos y más de 250 jugadores de la comunidad. Sin embargo, este 2019 lo comienzan con miedo.

Felps Antunes, integrante de la LiGay, aseguró que “será importante demostrar la fuerza de nuestra unión”, en referencia a los deportistas homosexuales.

Además, aseguró que esa será la forma de combatir “el odio en los momentos duros que se avecinan”.

En tanto, Robson José de Oliveira, también miembro de la liga, no pierde las esperanzas: “Espero que los clubes de la LiGay sean bienvenidos y no juzgados”.

La medida tomada por Bolsonaro coincide con frases anteriores como “No voy a combatir ni discrimidar, pero si veo a dos hombres besándose en las calles los golpearé” y “sería incapaz de amar a un hijo homosexual”.

VER MÁS: América Latina recibió el 2019 con múltiples femicidios