2018-12-19T17:00:17-03:00

A raíz de la denuncia por violación que Thelma Fardín radicó en Nicaragua contra Juan Darthés por un hecho de violencia sexual ocurrido durante una gira de Patito Feo en 2009, muchas mujeres se sintieron empoderadas para contar públicamente situaciones de abuso y acoso que vivieron en el ámbito laboral.

En las últimas horas, Jorge Otamendi, el marido de Geraldine Neumann increpó al cocinero Ariel Rodríguez Palacios en las redes sociales para defender a su esposa.

MIRÁ TAMBIÉN: ¿Por qué los acusados de abuso sexual eligen culpabilizar a la víctima?

“Se te viene la noche, la oscuridad que cosechaste todos estos años y tu desagrado frente a las mujeres está por salir, te deseo mucha suerte con tu familia ya que después de esto no creo que te respeten y aprenderás a respetar a tus compañeros, y con suerte, tendrás las consecuencias sociales que te correspondan por tus maltratos y abusos psicológicos constantes hacia las mujeres. ¡Ya sabes que algún día nos vamos a cruzar y nos veremos cara a cara!”, escribió en la cuenta del cocinero.

Geraldine Neumann denunció por acoso sexual y maltrato al chef Ariel - Imagen

Más tarde la propia Geraldine subió una historia en su cuenta de Instagram mostrando la captura del comentario de su marido y agregó: “Mi marido le mandó este mensaje porque sabe lo mal que la pasé yo y mis compañeras mientras trabajábamos en ¡Qué mañana!, por Canal 9. Nunca lo conté por tratar de mantener bajo perfil en mi carrera, pero el maltrato psicológico, el acoso y abuso de poder tiene que terminar. Lo expongo para que ninguna mujer vuelva a pasar por esto trabajando con Ariel Rodríguez Palacios”.

Después de que trascendiera esta información, muchos periodistas del espectáculo aseguraron que estas repetidas situaciones eran un secreto a voces en el ámbito artístico. Carlos Monti incluso se atrevió a confirmar que una locutora del programa de Rodríguez Palacios renunció para no tener que aceptar los pedidos del cocinero.

VER MÁS: Adriana Varela sobre Darthés:”Fuimos pareja, pero terminó mal”