2018-10-24T09:39:36-03:00

En el subte, caminando al trabajo, mientras esperamos el colectivo. Ahí está el acoso callejero, “piropos” que ninguna mujer pidió pero que recibimos de desconocidos por el simple hecho de ser mujer.

Mirá también sobre acoso

Ella Se Mueve Segura, un estudio realizado por el Banco de Desarrollo de América Latina sobre la seguridad personal de las mujeres y el transporte público en 2017, remarcó el diagnóstico que muchas suponíamos. Todas, en algún momento de nuestras vidas sufrimos acoso de desconocidos en la calle.

A partir de este estudio, con respuesta unánime, se logró un diagnóstico de las problemáticas que enfrentan las mujeres a la hora de moverse por la Ciudad. Además, se implementó una campaña para combatirlo: recientemente comenzó a funcionar un número gratuito de reporte y contención para las víctimas.

Una problemática que tiende a minimizarse

Desde el Observatorio Ni Una Menos, confirmaron en un estudio que el 100% de las mujeres expresaron haber sufrido acoso callejero a lo largo de sus vidas. Esto habla de una problemática social que existe pero que está enraizada en el colectivo patriarcal y tiende a minimizarse o tratarse como casos aislados.

Los datos que suma la investigación no son menores: el 70% de las mujeres admitió haber recibido comentarios sobre su apariencia en la vía pública, el 29% haber sido tocada con intenciones sexuales y el 37% que en alguna oportunidad un hombre le mostró sus genitales.

En el transporte público el 89% de las mujeres dijeron haber sufrido acoso en el último año. Un 54% recibió comentarios verbales mientras esperaba en la parada o en la estación, un 34% expresó que fueron manoseadas dentro del colectivo y un 22,8% que se vieron expuestas al acoso dentro del tren.

Desde hoy, funciona la línea gratuita 22676 (ACOSO) del Gobierno de la Ciudad para denunciar situaciones de acoso en la calle, donde se puede enviar un sms para denunciar o recibir contención de profesionales, incluso en el mismo momento en que se encuentran expuestas a este tipo de situaciones.

VER MÁS: El aumento que faltaba: el tarifazo llega al subte