2018-04-10T18:56:06-03:00

 

Sofía Urosevich es actriz, docente y gestora cultural. En 2017 en medio de un viaje por Europa se enteró de que estaba en embarazo y decidió abortar. Buscó por internet en dónde podía realizarse un aborto legal y encontró que Holanda es uno de los países que permiten que mujeres que no pertenecen a la Comunidad Europea puedan acceder a un aborto, y en el que además no es necesario cumplir condiciones como haber sido víctima de una violación o que esté en peligro la vida de la madre.

También en Google encontró varias clínicas que realizan este procedimiento. Eligió una y les envío un mail. Le contestaron que podía realizarse el aborto y que el costo era de 450 euros. Sofía viajó en tren a clínica para interrumpir su embarazo de 5 semanas. En conversación con TKM, Sofía explicó cómo fue todo el proceso de la interrupción de un embarazo: “Llegué a la clínica, tenés una serie de instancias en las que te atienden diferentes profesionales, no solo a la salud física, sino a la salud mental. Te atiende una psicóloga, te atiende una médica…El procedimiento duró 10, 15 minutos, la sedación la verdad practicamente no la sentí”,  relata Sofía, quien asegura que encontró un ambiente de contención en una clínica solo atendida por mujeres.

Esta es su historia, la de su aborto, la de la maternidad que asumió con solo 16 años, y la de sus elecciones de vida.

Ella decidió compartir su historia en medio del tenso clima que se vive en Argentina por la despenalización del aborto. Con su testimonio se convierte en una de las caras de aquellas que luchan por el derecho de las mujeres suspender un embarazo, de aquellas que el 8M marcharon por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito para todas las mujeres.