domingo 4 de diciembre 2022

Tatuajes: los lugares del cuerpo donde más duelen

Para los amantes de los tatuajes, el dolor que sienten con la aguja es lo más placentero del mundo, porque al ver el resultado final, sienten que todo vale la pena.

24 de octubre de 2022 - 22:19

Según un informe publicado por 'Dalia Reaserach', Argentina se encuentra en el ranking de países que tiene a más personas con tatuajes y solo es superado por Italia, Suecia, Estados Unidos y Australia. Lo que significa que hablar de tatuajes en el país, resulta totalmente común y un tema de conversación cotidiana.

Quienes han comenzado a llenar su cuerpo de tinta, aseguran que una vez que comienzas no podés parar y querés hacerte un tatuaje en cada espacio de tu piel. Pero lo que pocos cuentan, es que en realidad en algunas zonas del cuerpo duelen más los tatuajes, sobre todo en aquellas donde hay mayor cantidad de huesos.

Por ejemplo, las costillas, es una de las zonas en que la mayoría de las personas coincide que duele bastante hacerse tatuajes, por poseer muchos huesos y una delgada capa de piel que los protege. Pero no es la única zona delicada en cuanto al dolor, te contamos más a continuación.

tatuajes (4).jpg

Las zonas más sensibles para hacerse tatuajes

Otra de las zonas más nombradas como sensibles, al hablar de tatuajes, son el codo y la rodilla, y la razón según los expertos, es por la cantidad de articulaciones y piel muy fina. Es decir, si elegís una de estas zonas, el dolor estará garantizado. Lo mismo pasa con los dedos, que en los últimos tiempos está muy de moda tatuarlos bien sea en los pies o en las manos, y la realidad es que duele bastante por la cantidad de huesos que los conforman.

Te mencionamos otras zonas que han sido mencionadas como zonas de dolor para los tatuajes, según las personas que han experimentado estas sensaciones: muslos, brazo superior, muñeca del brazo, zona lumbar de la espalda, zona superior de la espalda,abdomen y costados.

tatuajes (3).jpg

Claramente no es un dolor imposible de tolerar, puede ser más o menos intenso y esto dependerá de muchos factores, incluso de qué tan sesible sea la persona a tatuarse. También depende del tamaño, grosor y técnica del tatuaje, pero en cualquiera de los casos no pasará de unas lágrimas, un apretón y unas respiraciones profundas.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar