sábado 26 de noviembre 2022
Balenciaga

Lo que dijo Balenciaga sobre la polémica campaña con niños y peluches sexualizados

En medio de una airada polémica por el uso de imágenes con niños junto a peluches con prendas sado, la marca Balenciaga publicó mensajes de disculpa

24 de noviembre de 2022 - 12:30

La marca Balenciaga ha dado otro paso en medio del escándalo en redes sociales ocasionado por las polémicas fotos de su tienda online al presentar a niños abrazando ositos vestidos con prendas estilo bondage en su última campaña publicitaria.

La casa de moda de lujo pidió perdón por la campaña que mostró imágenes, con varias niñas y niños con peluches con prendas y correas sadomasoquistas, las cuales fueron hechas por el fotógrafo italiano Gabriele Galimberti y se publicaron en la web de la marca.

Balenciaga.png

Se trató de dos fotos vinculadas con la campaña navideña 'Balenciaga Gift Shop” en las que los pequeños lucían vestidos de la línea “Balenciaga Kids”, las cuales generaron indignación entre usuarios de plataformas digitales.

“Nos disculpamos sinceramente por cualquier ofensa que nuestra campaña de fiestas pueda haber causado”, dijeron públicamente desde Balenciaga a través de sus redes sociales. “Nuestros bolsos en forma de ositos de peluche no deberían de haber aparecido con niños en esta campaña”, se reconocen en su error, y en consecuencia “eliminamos inmediatamente la campaña de todas las plataformas”, concluyeron.

Historial de polémicas de Balenciaga

La firma de artículos de lujo, propiedad del conglomerado francés de lujo Kering y de la que el diseñador de origen georgiano Demna Gvasalia es director creativo desde 2015, cuenta con un largo historial de campañas provocativas: el bolso copia de la bolsa de rafia azul de Ikea, las zapatillas 'destruidas' o los pendientes de cordones son solo algunas de ellas

Sin embargo, esta vez parece haber traspasado todos los límites al utilizar a menores. Días atrás, Balenciaga anunció en un comunicado que su nueva campaña se inspiraba en "Toy Stories" y "exploraba lo que la gente colecciona y recibe como regalo". También había dicho que la línea presentaba "docenas de productos nuevos (...), desde artículos para el hogar, ropa para mascotas y fragancias, desde artículos cotidianos hasta coleccionables de edición limitada y muebles a medida".

Pero al trascender las fotos de Galimberti hubo una respuesta airada en las redes sociales: las imágenes de los pequeños con bolsos de ositos de peluche vestidos con lo que parecían atuendos inspirados en BDSM causaron indignación.

balenciaga5.png

El fotógrafo dio su versión en Instagram. Dijo que la dirección y rodaje de la campaña no fue su responsabilidad. "No puedo comentar nada sobre por qué Balenciaga ha actuado así, pero sí debo aclarar que yo no he podido elegir ni los objetos, ni los modelos, ni la combinación de los mismos". "Como fotógrafo, solo se me pedía que iluminara (sic) la escena dada y tomara las fotos de acuerdo con mi estilo característico", aseguró.

Balenciaga también emitió un segundo comunicado en el que volvió a pedir "disculpas por mostrar documentos inquietantes" en otra campaña, en la que aparecen papeles sobre un caso de la Corte Suprema relacionado con las leyes de pornografía infantil.

Te Puede Interesar