2018-11-19T11:58:46-03:00

Según allegados a la Casa Real, la reina Isabel II no estaría demasiado encantada por la gran popularidad que Meghan Markle está recibiendo y la rebeldía que representa a la hora de marcar un estilo demasiado “hollywoodense”.

La reina “retó” a Meghan Markle y le hizo un peculiar pedido - Imagen

Desde que se casó con el príncipe Harry en mayo pasado, la ex actriz es el centro de atención en cada evento oficial al que asiste. Es por esto que la reina le hizo un pedido muy explícito.

De acuerdo al Daily Mail, la duquesa de Sussex, de 37 años, recibió ordenes de comenzar a vestirse “más como una realeza y menos como una estrella de Hollywood”.

La reina “retó” a Meghan Markle y le hizo un peculiar pedido - Imagen 1

Aunque mantienen una buena relación, la reina no comprende ni ve con buenos ojos las elecciones de vestuario de Markle. Una de las grandes sorpresas para la soberana fue la elección del vestido de novia de la duquesa de Sussex. Si bien fue aprobado por ella, no esperaba que fuera blanco ya que era el segundo matrimonio de Meghan.

La reina “retó” a Meghan Markle y le hizo un peculiar pedido - Imagen 2

Los 3 reproches de la reina Isabel II a Meghan Markle

Por otra parte, la reina le reprocha a Markle las elecciones de colores, las faldas demasiado cortas y la predilección por diseñadores extranjeros. Apasionada por un estilo minimalista, es común ver a la duquesa vestida de negro en más de una ocasión. Sin embargo, según el estricto protocolo, la realeza solo utiliza este color para momentos de duelo.

Otro de los puntos que le molestaría a Isabel II es el dobladillo de las faldas que Meghan usa. Muchas de ellas se encuentran bastante por encima del largo que establece el protocolo -por debajo de la rodilla- y éste sería otro motivo por los que la reina no ve con buenos ojos a la nueva integrante de la familia real.

En cuanto a los diseñadores que la duquesa de Sussex elige, muchos de ellos no forman parte de Reino Unido, sino que prefiere firmas estadounidenses o de otros países europeos. Esto habría generado cierta tensión, ya que como ícono de estilo debería defender el talento nacional del país donde su esposo es sexto heredero al trono.

La reina Isabel II cumple de forma estricta el protocolo y el dress code es una parte de él que le resulta inquebrantable. Es así que el estilo de Meghan Markle ha estado rompiendo todo las reglas reales desde que se comprometió con el príncipe Harry. Y a la reina ya no le parece tan simpático como al principio.

VER MÁS: Por qué Meghan Markle desentona en la foto familiar por los 70 de Carlos